Categories
Préstamo personal

Los secretos para solicitar préstamos sin aval con buenas condiciones

 No cabe duda que la crisis económica española en la década pasada ha tenido repercusiones profundas en la economía doméstica, logró cambiar patrones de consumo en muchas familias, cambió hábitos por el temor de no volver a vivir la situación económica difícil que vivieron durante la coyuntura. 

   Uno de los problemas que debieron enfrentar fue a falta de ahorros y las deudas acumuladas, muchas personas entraron en impago y las deudas se multiplicaron, no hubo capacidad para hacer frente a tantas responsabilidades. El desempleo creció de forma vertiginosa y por ende el ingreso familiar.

   El ahorro comenzó a recuperarse luego de la crisis cultivándose nuevamente la cultura del ahorro y la cautela al momento de gastar el dinero e invertir, los ciudadanos eran muy cuidadosos al tomar decisiones, incluyendo el contraer deudas.

 No obstante la economía empezó a recuperarse, el sector inmobiliario se diversifica de nuevo y los costos se dispararon por encima del promedio europeo. El desempleo ha seguido su curso y ha hecho muy difícil que las personas en paro puedan acceder a créditos bancarios para emprender algún proyecto que les permita tener una vida digna.

  Alternativas 

   Para las personas con empleo obviamente hay más oportunidades para acceder a créditos bancarios, préstamos sin aval y minicréditos mientras que los que están en paro deben contar con muchas garantías a fin de que el banco pueda considerar sus solicitudes por el alto nivel de incobrabilidad que pueden tener al no disponer de ingreso fijo. De ahí que deben conseguir préstamos sin aval. 

   Los bancos tradicionales se deben considerar cuando son préstamos o créditos más amplios, más formales pues se caracterizan por exigir numerosos requisitos, avales, garantías, fianzas y documentos que deben ser firmados por profesionales colegiados que den fe pública. Los solicitantes que no tienen empleo o no cuentan con avales es muy difícil que los consideren.

  Prestamos online

  Los préstamos online se ha convertido en una gran alternativa para estos ciudadanos que necesitan un capital para emprender o iniciar un negocio que les permita crecer como profesionales autónomos o pequeños empresarios. Los pasos para obtener estos créditos o préstamos online son muy fáciles, pues utilizan las Tecnologías de la Información y Comunicación para hacer sus procesos más efectivos.

   El valor agregado de los préstamos online es que se pueden solicitar desde la casa, sin ningún tipo de exigencias burocráticas ni avales, ni fianzas ni garantías excesivas. Es decir, que los que están en paro tienen una gran oportunidad de conseguir préstamos sin aval con buenas condiciones y sin trámites engorrosos bancarios.

   Es necesario que se analicen el perfil de cada empresa, se busque con detenimiento una que tenga prestigio, que sea conocida por alguno de sus amigos o asesores de confianza a fin de analizar con detalle sus ofertas, promociones y condiciones. 

   Por ejemplo, una de las condiciones que pueden tener los que hacen las solicitudes de préstamos sin aval es que hay algunas empresas que dan prórrogas en caso de que no puedan pagar en el momento indicado. 

   El caso de los préstamos sin aval con montos pequeños se puede resolver muy fácilmente con los créditos online. Estas empresas están abiertas a las necesidades del cliente tenga o no garantías. Pero ¿Qué ocurre cuando el monto es alto? Es decir cuando se necesita un monto consideraba para poner en marcha un emprendimiento.

  Préstamos sin aval en bancos

   Una manera de encontrar el préstamo sin aval es encontrar a un prestamista que tenga cuenta en tu banco ya que si se hace desde el mismo banco el proceso es más rápido, es decir la liquidación del dinero. Esta es una forma de acceder a un préstamo sin aval amplio que permita desarrollar una idea de negocio. Los términos y condiciones se harán con el intermediario. 

  En tal sentido no contar con un aval no representa una imposibilidad para poder acceder a financiación y así cumplir con nuestros proyectos de una forma efectiva, basta evaluar las opciones y planificar en función de nuestras posibilidades reales.