5 lugares en donde más duele hacerse tatuajes

Publicidad

Antes, ponerse un tatuaje era muy satanizado. En los últimos años ha pasado a ser algo socialmente aceptable, algo "cool". No obstante, todavía hay lugares en nuestra sociedad que no lo ven como algo bueno. Y aún hoy en día, los que deciden ponerse tatuajes pueden enfrentarse a dificultades innecesarias en la vida. 

Finalmente sigue siendo un riesgo, porque tener tatuajes puede cerrarte varias oportunidades de trabajo en la vida, y si estás dispuesto a hacerte uno, debes afrontarlas. 

Lo que se te puede recomendar es que los disimules. Si puedes cubrirlos con tu vestimenta, hazlo. De esa manera estarás más tranquilo y concentrarte en hacer de manera correcta tu entrevista. 

 Con un poco de humor, les presentamos los lugares en donde más duele hacerse tatuajes:

Publicidad

1. En la entrevista de trabajo

En la entrevista de trabajo
0
0 Votes

Sin duda es un problema, ya que pueden quitarte seguridad en la entrevista por la intriga de no saber si te van a descubrir el tatuaje que tienes escondido. Y en todo caso, si te descubren, pueden contratar a la persona que no tiene el tatuaje.

Lo sé, es un mundo injusto, pero debemos acatarlo como tal y no pensar todo el tiempo en "cómo debería ser". 

2. En tu casa

En tu casa
0
0 Votes

Si aún vives con tus padres, primero tendrás que convencerlos de que te puedas hacer un tatuaje, ya que si no les dices y ellos te descubren, puedes ponerte en graves problemas. O, simplemente, espera a independizarse para que hagas lo que te dé la gana: drogarte, tatuarte, embriagarte...

Publicidad

3. Al presentarte a los suegros

Al presentarte a los suegros
0
0 Votes

No, no basta con que quieras mucho a tu pareja y ella a ti. Quieras o no también tienes que agradarle a los suegros. Y el tatuaje siempre es el pretexto perfecto para que ellos te manden a...otra casa en caso de que lo descubran. 

4. En el servicio social

En el servicio social
0
0 Votes

Si tienes que hacer Servicio Social seguramente te mandarán a trabajar a una empresa del gobierno. Y ahí son mucho más estrictos que las empresas privadas en detectarte tatuajes o piercings. Eres libre de hacer lo que te dé la gana, pero con las consecuencias que esto implica.