5 tonterías que deben evitar los mexicanos en su juventud (20-30 años)

Publicidad

La juventud, la juventud... los años 20s son esa etapa en la que la vida es un experimento, en donde todo lo digas o hagas puede ser usado en tu contra por todo aquel que ya tengan más experiencia que tú, donde el destino te pone a prueba de las formas más rudas y comprometedoras que te puedas imaginar y te pone al fuego para ver de qué estás hecho realmente. Podrías decir que tu juventud fue perfecta y de color de rosa, en la que salías a correr por la pradera con el fresco de una mañana de primavera y los animalitos se acercaban a ti como a Blanca Nieves al sonido de una flauta y el canto del gorrión....

Ó también podrías decir que fue la etapa más nefasta y tóxica de tu hasta ahora corta e inmunda vida, que más de la mitad de esa década te la pasaste batallando con la zancadilla que la vida te metía y que se reía en tu cara cada vez que pasabas por algo vergonzoso o tu plan no salía como esperabas. Así es justamente como en realidad es y si tú, amiguito que aún no llegas a esa edad has llegado hasta aquí, agárrate por que vas a descubrir las peores cosas que puedes cometer cuando llegas a esta etapa 

Publicidad

1. Empezar a usar mal tu historial de crédito

Empezar a usar mal tu historial de crédito

Si ya empiezas a trabajar en esta etapa es común que quieras sacar algún tipo de crédito, ya sea para comprarte algún celular o algo de ropa en alguna tienda departamental, estás a muy buen tiempo de empezar con el pie derecho tu historial crediticio, no dejes de dar la mensualidad y un poco extra para terminar de pagar y que no te coman los intereses. Esto debes tenerlo en cuenta si en un futuro quieres sacar algún crédito mayor como financiar un auto o una casa. Ten cuidado con cómo manejas tu crédito si quieres no tener dolores de cabeza en el futuro

2. Comprar productos o servicios que no ocupas

Comprar productos o servicios que no ocupas

En esta etapa te van a llamar mucho la atención los gadgets y es común que al ir al centro comercial tu vista se vuelva loca de tanto estimulo visual y si traes dinero, con más razón vas a querer comprarte algo. Aquí viene el dilema, si es una compra por impulso o realmente vas a comprar algo que te sea de utilidad. Después de algún tiempo aquel gadget que te llamaba mucho la atención va a terminar arrumbado en el closet y habrás gastado en algo que no ocupes más, lo mismo con las aplicaciones de streaming o los videojuegos. 

3. No ahorrar

No ahorrar

Esto cuántos dolores de cabeza nos trajo, el hecho de no tener un colchón de ahorro nos priva de gozar los beneficios de tener disponible un ingreso que nos permita cubrir alguna eventualidad, enfermedad o imprevisto. Siempre ten en cuenta esto 

4. Tener un hijo con alguien que no amas

Tener un hijo con alguien que no amas

Esto puede tornarse en una pesadilla cuando sucede con una persona que no amas, que conociste en un bar a las 11 pm y ya traías varias copas encima, y lo peor de todo que vas a tener que compartir un vínculo con esa persona para toda tu vida, y el producto de esa noche de calentura va a pagar los platos rotos, súmale la pesión alimenticia que tendrás que pagar o cobrar ya sea el caso, las montañas de pañales y botes de leche que tendrás que comprar y lo peor, tendrás que sacrificar tu tiempo y dinero por alguien que no amas y una "bendición" no planeada. Aguas!

5. No disfrutar la vida al máximo

No disfrutar la vida al máximo

En esta etapa como dijimos al principio es para experimentar y cajetearla lo más que puedas, por eso te exhortamos a vivir la vida con pasión para que cuando crezcas tengas un grato recuerdo de esa época que es de gran influencia para nuestras futuras décadas, todo eso sí, con responsabilidad, aunque te caigas aprende a levantarte y a disfrutar al máximo de tu vida, que pasando los 30s tus rodillas ya no serán tan clementes contigo y tendrás algunos otros achaques que para qué te contamos. Mejor disfruta la vida y se feliz! 

Publicidad
Imagen de Dream Writer
Dream Writer 01/08/2019 0 visitas

¿Qué te pareció?