6 cosas que hacíamos de niños en los 90 y nos da pena admitirlo

Publicidad

Todos pasamos por una época juvenil de descubrimientos en donde hicimos algunas d elas muy nuymerosas tonterías típicas de todo niño y, sobre todo, de los adolescentes. Evidentemente, éstas sólo cambian de estilo y forma dependiendo la cultura e idiosincracia de cada país, y por supuesto en México esas estupideces de juventud tienen formas sumamente específicas que a continuacióin detallaremos.

Por ello, en esta ocasión te traemos tan sólo unas 6 tonterías típica que seguramente tú y tus familiares y conocidos contemporáneos de generación hicieron durante los años noventa, algunas de las cuales sin lugar a dudas siguen siendo practicadas por los adolescentes modernos, aunque con los cambios lógicos impúestos por la disponibilidad de dispositivos móviles y redes sociales.

Entre las actividades bastante jaladas a la luz del día de hoy que pore desgracia no tocamos aquí están el de ponerse numerosas donas en el brazo en forma de brazaletes, adorar al Super Nintendo como el mayor logro tecnológico de todos los tiempos, o poseer una verdadera videocámara para hacer videos tipo Jaime Mausán.

Publicidad

1. Irse de pinta

Irse de pinta
Ya sea a un gran local de videojuegos, pero sobre todo a casa de algún amigo sin padre y con madre luchona y soltera que estaba todo el día afuera debido a su trabajo, creo que no hay una sola persona que no se fue de pinta al menos una vez en esa etapa noventera

2. Comer chicharrones a la salida de la escuela

Comer chicharrones a la salida de la escuela
Un hábito que ha perduradfo; era casi obligatorio inundar los puestos ambulantes tras salir de la secundaria y atascarse de chicharrones ensopados en salsa picante Valentina y litros de limón, que generaban un platillo tan ácido y corrosivo que podía mandar al escusado a alguien inexperto o de estómago sensible por más de 1 semana.

3. Echar la hueva en los talleres

Echar la hueva en los talleres
Todo alumno de secundaria pública noventera se moria de hueva cada que llegaba el lunes y, con ello, el día de taller. La gran mayoría de esos talleres estaban ocupados por maestros igual de huevones que los alumnos, por loq ue era un tiempo que se aprovechaba para fumar, socializar o simplemente echar una siestecita al amparo del casi siempre agobiante calor que permea por todo el país, a la espera de salir del peor día de escuela de todos en la semana.

4. Fumar

Fumar
Esto casi siempre se realizaba tras salir de la escuela, y especialmente cuando se salía de pinta; fue la primera ocasión de la mayoría en que se fumaba, tanto cigarros normales de tabaco como de mota, siemrpe en mezcla con música, videojuegos y pizzas en casa de algún amigo con privacidad en el hogar a horas laborales, y claro, era uno de los instrumentos para fajarse a una chica, o incluso hacer que diera el "aquellito".

5. Escuchar rock urbano

Escuchar rock urbano
Los 90's fueron la época de mayor furor y difusión entre los jóvenes de el llamado rock nacional o rock urbano, el cual más biuen debería ser denominado como rock chilango. Las pedas, fumadas y pintas se pasaban al ritmo de El Tri, Lyran Roll, el Haragán, Heavy Nopal o Maldita Vecindad, incluso dentro de las horas muertas de la secundaria gracias a los muy conocidos y entonces de moda Walkmans.

6. Traer pomos y tomar

Traer pomos y tomar
Casi ninguna ioda de pinta estaba completa sin al menos unas caguamas, vodka y claro, brandy para hacer cubas, y eran un complemento obligatorio en toda fiesta, tardeada o ida a casa de algún amigo, en donde se fumaba y se contaban anécdotas al ritmo de rock chilango.
Publicidad
Imagen de HammerOfTheChairos
HammerOfTheChairos 22/01/2018 0 visitas

¿Qué te pareció?