6 Cosas rarísimas que vas a encontrar en los desiertos mexicanos

Publicidad

Los desiertos mexicanos son toda una fuente de grandes maravillas y rarezas evolutivas dentro no sólamente de los ecosistemas mexicanos, sino dentro del contexto mundial, pues constituyen excepciones en términos de cantidad y calidad de formas de vida relacionadas con los biomas áridos y semi-áridos.

Extraordinarios contrastes de climas y paisajísticos, una de las mayores vetas de fósiles de dinosaurios en suelo nacional, tortugas que jamás pisan el agua, la mayor diversidad de reptiles venenosos de toda América, una constelación de pozas de agua dulce enmedio de secas planicies de yeso, así como el mayor reservorio de vegetación adaptada a la sequedad en todo el mundo son sólo algunas de las maravillas naturales que ofrecen nuestros desiertos y que usualmente son totalmente ignoradas y prejuzgadas como sitios totalmente desprovistos de vida cuando en realidad están llenos de la misma, y aquí por ello te mostramos 6 maravillas rarísimas de nuestras zonas áridas que seguramente apantallarán a tus conocidos.

Publicidad

1. Se encuentra la mayor cantidad de fósiles completos de dinosaurios en México

Se encuentra la mayor cantidad de fósiles completos de dinosaurios en México
Debido a la configuración geográfica de la Tierra durante el periodo Cretáceo (hace 90-75 millones de años), la única parte del territorio nacional que estaba por encima del nivel del mar era precisamente el norte del país, la cual constituía tanto grandes penínsulas como islas que marcaban el límite más sureño del súper continente norteño de Laurasia. Entre los fósiles descubiertos están varios de hadrosaurios (dinosaurios "pico de pato"), torosaurios, triceratops, anquilosaurios, galliformis (dinosaurios parecidos al avestruz), así como los únicos esqueletos de Tiranosaurus Rex encontrados en México. Contrario al clima actual, el clima del Cretáceo en el norte mexicano era subtropical húmedo, con gran abundancia de coníferas gigantes y cicadáceas.

2. Contienen la mayor concentración de reptiles venenosos de toda América

Contienen la mayor concentración de reptiles venenosos de toda América
En ningún lugar del continente existe tal abundancia de especies venenosas como en nuestros desiertos, resultado tanto de la estabilidad climática y geológica de los mismos como de una clara tendencia evolutiva a liquidar con toda seguridad a las presas en un medio donde éstas no abundan o están muy dispersas por un territorio de gran extensión física. Al menos 40 especies de víboras de cascabel los habitan, incluyendo la mortífera cascabel espalda de diamantes occidental (en la foto) o el curiosísimo monstruo de Gila, uno de sólo 2 lagartos venenosos en el mundo entero.

3. El lugar más caliente del mundo, pero con grandes contrastes climáticos al año

El lugar más caliente del mundo, pero con grandes contrastes climáticos al año
El lugar más caliente de la Tierra no se encuentra, como muchos suponen, en el tórrido desierto de Libia, en el Sahara, sino en territorio nacional, concretamente, en el Desierto Sonorense alrededor de Mexicali, Baja California, al oriente del Picacho del Diablo, se han llegado a registrar temperaturas diurnas de hasta 54° C (entre 2 y 4| C más que en el desierto libio). Paradójicamente, cada invierno se registran fuertes nevadas y heladas que traen los termómetros por abajo de los 0° C, mientras que las torrenciales pero escasas lluvias de Mayo a Junio traen consigo la floración en masa de numerosas plantas, las cuales tiñen el suelo del desierto de intensos amarillos, violetas, rojos, anaranjados y azules.

4. Lagos enmedio de secas dunas de yeso y áridos matorrales

Lagos enmedio de secas dunas de yeso y áridos matorrales
Los desiertos nacionales no se destacan en absoluto por sus recursos hídricos, y de hecho el alto crecimiento económico y demográfico del norte nacional amenazan seriamente con poner en jaque los escasos recursos acuíferos regionales. Sin embargo, en Cuatro Ciénagas, una zona entre el suroeste de Coahuila y el noreste de Durango, se encuentram cientos de pozas de tamaño variable que constituyen "islas" ecológicas y biológicas de organismos acuáticos enmedio del árido desierto chihuahuense, entre los que se encuentran 3 especies de tortugas de caparazón blando, 10 de camarones de agua dulce y 150 de peces de lagunas, todos ellos encontrados únicamente en estas pozas. También se encuentran aquí los estromatolitos, organismos calcáreos muy parecidos a los corales, y que se piensa son tanto uno de los organismos vivos más antiguos del mundo (y que se remontan a hace 1,500 millones de años) como claves para entender el origen de la vida por su capacidad de transformar el dióxido de carbono del agua en oxígeno. Dichos organismos tan primitivos sólo pueden ser encontrados en las lagunas de Cuatro Ciénagas.

5. Tortugas 100% terrestres que jamás tocan el agua

Tortugas 100% terrestres que jamás tocan el agua
La tortuga de Mapimí, también llamada tortuga del Bolsón, o tortuga mexicana gigante, habita precisamente esa pequeña región entre los estados de Durango y Chihuahua, y de las 6 especies de tortugas terrestres en Norteamérica ésta es la mayor con una longitud total de su caparazón de 46 cm. Muy amenazada en México por el tráfico ilegal de mascotas, por su uso como alimento fresco, así como por la ganadería, la minería, la construcción de caminos y la agricultura. Sin embargo, ha sido introducida a regiones de Arizona y Nuevo México tanto como parte de programas de recuperación de especies amenazadas como de reintroducción de una especie ampliamente distribuida por el suroeste de los E.U.A hasta hace 10 mil años.

6. La mayor biodiversidad florística de cualquier desierto del mundo

La mayor biodiversidad florística de cualquier desierto del mundo
Los desiertos y semi-desiertos mexicanos exhiben la mayor biodiversidad vegetal de cualquier zona árida del planeta. Simplemente en el Desierto Chihuahuense se han identificado y clasificado hasta 8 mil especie distintas de plantas, y algo así se ha registrado para el Desierto Sonorense hacia el oeste, pero con mayores tasas de especies endémicas para ese último caso, en especial por ser el único desierto del mundo que posee cactáceas arborescentes como los famosos saguaros o los órganos, y sólo regiones secas como el Karoo de Namibia (suroeste de África) registran una variedad similar en su flora. Cactáceas como los nopales, las biznagas o las chollas son enteramente endémicas a nuestros desiertos, y su elevada riqueza biológica son una potencial fuente de gran riqueza para las industrias farmacéuticas, biotecnológicas, del cuidado de la salud, de la higiene, ecoturísticas y alimenticias que aún no hemos sabido ni podido explotar debidamente.
Publicidad

¿Qué te pareció?