Los 6 peores complejos de los mexicanos.

Publicidad

México es un gran país con muchas cualidades y sus ciudadanos tienen grandes virtudes. Lamentablemente aún existen en muchos de ellos varios complejos severos que solo nos hunden como país, y que no nos permite progresar como deberíamos, limitándonos así al cambio.

Muchos de ellos se quedaron en el pasado, hace 500 años, sintiéndose indígenas y hablando en primera persona con frases denigrantes y pesimistas como "Nosotros eramos competentes, hasta que..." poniendo cualquier justificación para vivir en el pasado y no darse cuenta que a pesar de las situaciones pasadas, podemos seguir siéndolo, y el hecho de hacerse menos, los hace mediocres. Con los complejos que los acompañan no hay manera de progresar como ciudadanos y por lo tanto como país.

A continuación te mostraremos algunos complejos que el mexicano tiene.

Publicidad

1. Complejo del conquistado.

Complejo del conquistado.

Aunque parezca surrealista, aún la mayoría de mexicanos hoy en día se sienten indígenas de hace 500 años, y que tienen esa triste costumbre de hablar en primera persona: "nosotros" éramos bien chingones hasta que llegaron los españoles, "éramos" una civilización ultra hiper mega avanzada, etc.

Sin embargo, no somos indígenas ni españoles, somos mexicanos, producto de la conquista, de la Nueva España y del mestizaje. Negar la conquista de Hernán Cortés, el hombre que hizo posible que estemos aquí, es negarnos a nosotros mismos.
Y ese no es motivo para sentirnos inferiores o estancados en el pasado.

aleckzf Tuesday 10th of September 2019 11:12:56 AM
qué mal
Responder
Loading...
Ve más comentarios

2. Derrotismo.

Derrotismo.

El mexicano que critica su propio país mucho más que un extranjero mismo, el mexicano que desea que un equipo representativo nacional pierda en un evento deportivo (futbol), que grita a todo momento que “le duele México”, que es un país jodido, que es un país lleno de feos, mediocres, y que le desea lo peor a la nación solo porque no ganó su candidato presidencial.

El mexicano que hace de menos su propia nación, que no lo cree capas de ganar y ser destacado en distintos ámbitos, el mexicano que no se siente orgulloso de ser mexicano, sino todo lo contrario, el mexicano que hace de menos a los mismos mexicanos. El mexicano, enemigo del mismo mexicano.

3. Cangrejismo.

Cangrejismo.

Típico que un mexicano ve el éxito de un compatriota e intenta hacerlo menos para no dejarlo subir o escapar de la cubeta de cangrejos fracasados. Salir de esa cubeta, sería “alcanzar el éxito”.

En lugar de sentir envidia por el éxito de nuestros compatriotas, debemos reconocerlo y tenerlos como ejemplo de triunfo para nosotros, cuando suceda eso, evitaremos el síndrome de cangrejismo, y todos los mexicanos podremos salir de esa cubeta.

Si nos apoyamos entre mexicanos, podremos llegar muy lejos, pero mientras siga existiendo la envidia de ver a alguien subiendo, quizá ese alguien siga subiendo y sin ayuda le será difícil, sin embargo si lo ayudamos, seremos parte de su llegada.

4. Odio y amor excesivo al extranjero

Odio y amor excesivo al extranjero

Aunque suene como toda una ironia, es una realidad de nuestro país. Odiamos el Halloween por ser una "perversión gringa que quiere destruir nuestro patrimonio cultural", pero al mismo tiempo decimos que los alemanes son lo máximo y que nuestro país es una mierda.

No, no es malo de ninguna forma tener gusto por música, idioma, moda, comida o marcas extranjeras (como algunos grupos precisamente xenófobos proclaman), el problema es cuando enseguida se tiene una actitud extrema de rechazo o desprecio por todo aquello que represente a México.
Es cierto que cada país y cultura tienen algo bonito y muy representante del lugar, y está bien que conozcamos y nos agraden otras costumbres, pero México también tiene muchas cosas de lo cual deberíamos sentirnos orgullosos y no hacerlo de menos.

5. Fanatismo

Fanatismo

El fanatismo es una persona que defiende con tenacidad desmedida sus creencias u opiniones. Una ceguera produce el apasionamiento que lleva que una fanático se comporte, en ocasiones de manera violenta e irracional. El fanático está convencido de que su idea es la mejor y la única válida.

En política el fanático piensa que sólo su candidato es el bueno y no comprenden cómo alguien más no puede pensar como ellos. A los votantes de otros los llama idiotas, vendidos, ignorantes,...

El creer en algo o alguien está bien, mientras no se llegue al grado de fanatismo, donde se ponen a la defensiva y violentos si alguien hace un comentario negativo sobre sus creencias o gustos. donde no existe la tolerancia y el respeto en cuanto a los gustos y creencias de los demás, puede ser en cuanto a política, religión, deporte etc.

6. Mediocridad.

Mediocridad.

El mexicano vive cómodamente en su mediocridad, tranquilo, esperando que alguien mas haga lo que el debería hacer, esperando que todo le llegue a sus manos sin ningún esfuerzo.

Un ejemplo sería el de los chinos, cuando ellos ven que un compañero puede realizar una actividad, ellos se sienten motivados a hacerlo igual o incluso mejorarlo en comparación de los mexicanos, cuando ven que alguien ha logrado algo, piensan, ¿Para que hacerlo, si alguien más ya lo hizo?. De esta manera estancándose por no poder cambiar esa mentalidad, lo cual los lleva a ser dependientes de alguien más en lugar de ser auto-suficientes.

Publicidad
Imagen de The score
The score 09/09/2019 0 visitas

¿Qué te pareció?


aleckzf Tuesday 10th of September 2019 11:13:25 AM
Hola, buen artículo
Responder
Loading...
Ve más comentarios