6 Razones por las que me c4gan los perros

Publicidad

Sin lugar a dudas, los perros son una de las mascotas más comunes a lo largo de todo el mundo, especialmente en países subdesarrollados, simplemente en México constituyen alrededor de 2/3 de los animales de compañía en hogares, así como una mayoría de los animales callejeros sin hogar. El por qué es así es muy evidente: De manera admitida, son excelentes animales de compañía, gregarios como los humanos, muy afines a estar en familia (la forma de vida social más común entre los mexicanos), cariñosos, dóciles en general pero obedientes, así como totalmente dependientes de un amo o persona que ellos identifiquen como líder del grupo social en el que están insertos.

A pesar de tantos puntos positivos, los perros también son cargantes, molestos, conflictivos y sucios, por lo que de ninguna forma son mascotas ideales para todo el mundo, y aquí precisamente por ello te comentamos 6 razones por las cuales los perros son una terrible elección como mascota para muchas personas y estilos de vida.

Publicidad

1. Son muy sucios

Son muy sucios
0
0 Votes
El perro necesita ser entrenado y educado intensivamente para que pueda hacer sus necesidades en lugares adecuados en donde se pueda hace limpieza fácilmente, de otro modo defecan y orinan en donde les da ganas. Para amolarla, y a diferencia de los gatos, dejan sus heces al aire libre, generando focos de infección pública. Por si fuera poco, son animales que muestran graves señales de cropofagia, muy a diferencia de los gatos.

2. Tiran baba por todas partes

Tiran baba por todas partes
0
0 Votes
Si eres un fan de la higiene y la limpieza en el hogar, entonces tener un perro es una muy mala elección de mascotas, pues verás tus muebles y pisos llenos de asquerosa y densa saliva; ello es especialmente cierto en ciertas razas como los San Bernardo, bulldog inglés, sabuesos, mastines y rotweillers; la situación se agrava en los meses de calor, en donde la deshidratación y la necesidad de refrescarse generan más saliva con mayor densidad.

Publicidad

3. Comen todo lo que se les pone al alcance

Comen todo lo que se les pone al alcance
0
0 Votes
El perro es aficionado a la comida humana, por lo que constantemente está revisando el suelo del hogar a fin de captar cualquier pedazo de comida humana que se haya caído de la mesa. El mayor problema de este comportamiento, especialmente en cachorros, es que los hace presa fácil a venenos, intoxicación por sustancias de limpieza o insecticidas, así como a enfermedades gastrointestinales; a veces los perros ingieren materiales sintéticos como plásticos o hule espuma, lo cual, además de ponerlos en riesgo de muerte, te obligan a gastar toda tu quincena o sueldo mensual en tratar de salvarlos.

4. Son demasiado dependientes de sus dueños

Son demasiado dependientes de sus dueños
0
0 Votes
Muy a diferencia de los gatos, los perros son animales sociales que establecen jerarquías y relaciones de dependencia con sus amos, lo cual les hace muy demandantes de tiempo, cariño y atenciones, incluyendo las más básicas de alimentación y limpieza de su lugar de vivienda. Mientras que un gato puede cazar y sobrevivir sin humanos, un perro se desconcierta y puede hasta morir de hambre si no es atendido por sus duelos, por lo que no son buenos animales para hogares sin hijos o en aquellos en donde los miembros de la familia pasan casi todo el día y la noche fuera del hogar. También pueden ser extraordinariamente molestos por su rudeza, peso, uñas y manías por morder las manos de sus amos en algunos casos.