6 Razones por las que me c4gan los perros

Publicidad

Sin lugar a dudas, los perros son una de las mascotas más comunes a lo largo de todo el mundo, especialmente en países subdesarrollados, simplemente en México constituyen alrededor de 2/3 de los animales de compañía en hogares, así como una mayoría de los animales callejeros sin hogar. El por qué es así es muy evidente: De manera admitida, son excelentes animales de compañía, gregarios como los humanos, muy afines a estar en familia (la forma de vida social más común entre los mexicanos), cariñosos, dóciles en general pero obedientes, así como totalmente dependientes de un amo o persona que ellos identifiquen como líder del grupo social en el que están insertos.

A pesar de tantos puntos positivos, los perros también son cargantes, molestos, conflictivos y sucios, por lo que de ninguna forma son mascotas ideales para todo el mundo, y aquí precisamente por ello te comentamos 6 razones por las cuales los perros son una terrible elección como mascota para muchas personas y estilos de vida.

Publicidad

1. Son muy sucios

Son muy sucios
El perro necesita ser entrenado y educado intensivamente para que pueda hacer sus necesidades en lugares adecuados en donde se pueda hace limpieza fácilmente, de otro modo defecan y orinan en donde les da ganas. Para amolarla, y a diferencia de los gatos, dejan sus heces al aire libre, generando focos de infección pública. Por si fuera poco, son animales que muestran graves señales de cropofagia, muy a diferencia de los gatos.

2. Tiran baba por todas partes

Tiran baba por todas partes
Si eres un fan de la higiene y la limpieza en el hogar, entonces tener un perro es una muy mala elección de mascotas, pues verás tus muebles y pisos llenos de asquerosa y densa saliva; ello es especialmente cierto en ciertas razas como los San Bernardo, bulldog inglés, sabuesos, mastines y rotweillers; la situación se agrava en los meses de calor, en donde la deshidratación y la necesidad de refrescarse generan más saliva con mayor densidad.

3. Comen todo lo que se les pone al alcance

Comen todo lo que se les pone al alcance
El perro es aficionado a la comida humana, por lo que constantemente está revisando el suelo del hogar a fin de captar cualquier pedazo de comida humana que se haya caído de la mesa. El mayor problema de este comportamiento, especialmente en cachorros, es que los hace presa fácil a venenos, intoxicación por sustancias de limpieza o insecticidas, así como a enfermedades gastrointestinales; a veces los perros ingieren materiales sintéticos como plásticos o hule espuma, lo cual, además de ponerlos en riesgo de muerte, te obligan a gastar toda tu quincena o sueldo mensual en tratar de salvarlos.

4. Son demasiado dependientes de sus dueños

Son demasiado dependientes de sus dueños
Muy a diferencia de los gatos, los perros son animales sociales que establecen jerarquías y relaciones de dependencia con sus amos, lo cual les hace muy demandantes de tiempo, cariño y atenciones, incluyendo las más básicas de alimentación y limpieza de su lugar de vivienda. Mientras que un gato puede cazar y sobrevivir sin humanos, un perro se desconcierta y puede hasta morir de hambre si no es atendido por sus duelos, por lo que no son buenos animales para hogares sin hijos o en aquellos en donde los miembros de la familia pasan casi todo el día y la noche fuera del hogar. También pueden ser extraordinariamente molestos por su rudeza, peso, uñas y manías por morder las manos de sus amos en algunos casos.

5. Le ladran a cualquier cosa

Le ladran a cualquier cosa
Especialmente dentro delas razas pequeñas, los perros son extremadamente territoriales, por lo que le ladrarán a cualquier cosa desconocida, sea éste otro humano, un camión, una bicicleta u otros animales (incluidos otros perros), aún si esos objetos, animales o personas te son familiares y amistosos, el perro siempre reaccionará con bufidos, ladridos y gruñidos extremadamente molestos, especialmente para personas con deficiencias auditivas, con alto grado de estrés o que padezcan enfermedades nerviosas o cardiovasculares.

6. Son muy destructores cuando hace sus berrinches

Son muy destructores cuando hace sus berrinches
Si tu sueño es una casa con muebles finos, zapatería de marca o acabados en maderas nobles lujosas, entonces puedes y debes abandonar la idea de adquirir o adoptar un perro: En todo momento de su vida, y especialmente cuando son cachorros, los perros son entes destructivos que, ante una comportamiento negativo para ellos, ofensivo o que tienda a ignorarlos, harán evidente su insatisfacción mordiendo, rompiendo o ensuciando cosas dentro de tu hogar o propiedad. Así, es muy factible que al menos una vez veas todo el papel higiénico del mes hecho jirones, tus zapatos Gucci (o tenis Nike) hechos pedazos, o tu sillón favorito de piel orinado y desgarrado por las fauces de tu can.
Publicidad

¿Qué te pareció?