6 Razones por las quer todo mexicano en Rusia tiene 100% seguro regresar con una rusa

Publicidad

Es casi seguro que para muchos aficionados mexicanos que asisten al presente Mundial, de Rusia 2018 la justa futbolera significará algo más que las esperanzas renovadas, como cada 4 años, de ver a la Selección Nacional tratar de llegar al quinto partido o superar dicha instancia, y por una muy buena razón: Las mujeres rusas están catalogadas mundialmente como algunas de las más hermosas en términos físicos de todo el Orbe, y la evidente escasez de belleza femenina en la mayor parte del país hará que las mujeres de la nación anfitriona sean, al menos, muy buscadas y cortejadas por los aficionados mexicanos.

Pero la sola deslumbrante belleza de las rusas no es el único factor para ello, y aquí te traemos 6 razones por las que la formación de numerosas parejas ruso-mexicanas se vislumbra como algo bastante frecuente en estos días, y por lo que seguramente tú también querrás ahorrar tanto como para ir a Rusia y encontar a la mujer de tu vida.

Publicidad

1. Carisma y alegría mexicana

Carisma y alegría mexicana
Un rasgo distintivo del pueblo ruso es que, muy a diferencia de los estadounidenses, odian sonreír en público y hacia un extraño, pues consideran que dicha muestra de afabilidad es signo de franca hipocresía, reservando las sonrisas únicamente para familiares y amigos muy cercanos. Sin embargo e irónicamente, la espontaneidad, la alegría, elo despoarpajo y la jovialidad del mexicano es algo que encuentran maravilloso, y en especial las rusas valoran a alguien que no teme expresar sus sentimientos y que irradia calidez y carisma en el trato en vez de la típica frialdad y formalidad rígida de los hombres de su país; el humor ácido, los chistes y la inventividad nacionales son un punto extra que seguro te ganará a una rusa haciéndola reír más en 5 miunutos de lo que se ha carcajeado en todo el resto de su vida.

2. Escasez de hombres rusos

Escasez de hombres rusos
La II Guerra Mundial terminó la vida de 50 millones d epersonas, en su gran mayoría de hombres, y actualmente la proporción de varones rusos con respecto a las damas es de 1 a 5, por lo que muchas mujeres rusas encuentran muy difícil no sólo casarse, sino también encontrar una pareja estable, y de hecho ese factor ha influido ern el fuerte éxodo de rusas que son traídas como prometidas hacia Estados Unidos y Europa Occidental. Otro factor que te beneficiará como mexicano es el hecho de que una gran cantidad de hombres rusos son deshechados como parejas potenciales debido a lso elevados índices de alcoholismo que se padecen en el país eslavo entre la población masculina, por lo que si eres abstemio o bebes menos que sus compatriotas te ganarás importantes puntos con ellas.

3. Exoticidad física del mexicano

Exoticidad física del mexicano
Muy a diferencia de naciones desarrolladas que han experimentado los enormes efectos transformadores (para bien y para mal) de la inmigración como E.U.A, Alemania, Francia, Inglaterra o España, Rusia sigue siendo una nación tremendamente cerrada al extranjero, por lo que su población permanece étnica y racialmente idéntica a la que fue fundada por aventureros vikingos en el siglo VIII. Por ello, las personas morenas son toda una excitante novedad, al tiempo que no generan muestras comunes de racismo o discriminación debido a la ausencia de grandes conflictos sociales enmedio de comunidades grandes de inmigrantes extranjeros, y si tu piel es oscura y tus rasgos físicos son mayormente indígenas, es casi seguro que llamarás la atención de manera positiva, y serás la envidia entre las amigas de tu pareja rusa.

4. Cultura familiar común y afín al mexicano

Cultura familiar común y afín al mexicano
Muy en contraste con las mujeres de Europa Occidental y Norteamérica anglosajona, las féminas rusas son una extraña combinación de mode4rnidad, educación, buen gusto y valores tradicionales, muchos de los cuales son idénticos a los del mexicano. Pese a que muchas tienen carreras universitarias, trabajan y son intelectualmente dotadas, la familia es central en sus vidas (en Rusia también es común vivir con tíos, primos y abuelos, además de con los padres y hermanos), mientras que sus valores las llevan a ser femeninas, orientadas al marido, protectoras con él, centradas en el hogar y en la crianza de los hijos; en este último aspecto, y a diferencia de lo que pasa en países desarrollados de Occidente, las mujeres tratan de embarazarse temprano (entre los 22 y los 25 años), y generalmente la mujer rusa desea tener al menos 2 hijos (varias hasta 3 o 4). El machismo y la separación de roles por género es muy fuerte, probablemente igual que en México, y tu novia/esposa rusa esperará siempre no sólo que le abras la puerta o le ayudes a cargar con las compras, sino que también te exigirá que hagas eso con todas las mujeres con las que te topes en tu vida diaria.

5. Limitaciones para el progreso social en su país

Limitaciones para el progreso social en su país
Pese a que sus ciudades son muy limpias, la seguridad pública elevada, está lleno de paisajes de ensueño y la seguridad social está garantizada en forma de educación de primera clase, salud de altísima calidad, vivienda gratuita e incluso grandes extensiones de terreno otorgadas por el gobierno al 80% de los ciudadanos rusos (terrenos conocidos como "dachas"), Rusia enfrenta una d elas peores movilidades sociales del mundo, y los salarios son en general bajos, alcanzando apernas para las necesidades elementales de la mayoría de la población. Mientras que en E.U.A el sueldo mínimo mensual es de $1920 dólares, en Rusia apenas alcanza los $100 billetes verdes, y la elevada educación de los rusos generalmente no mejora la situación. Por ello, muchas rusas intentan abandonar el país, generalmente a través de una pareja extranjera, en búsqueda de sus sueños laborales y/o de vida en naciones donde su posición fuera de la alta política rusa o de la "Mafya" local no sea factor que detenga su desarrollo socioeconómico.

6. Roles de género tradicionales para ellas

Roles de género tradicionales para ellas
En contra del movimiento feminazi, que ha incluso alcanzado a sectores educados y profesionales de las clases medias y altas mexicanas, la mujer rusa es ante todo una mujer tradicional y coinservadora que sigue queriendo ser mujer, y como tal el cuidado de su hogart, de su marido y de sus hijos son máxima prioridad frente a su propio desarrollo profesional, pese a que no temen ni huyen del trabajo en caso de que su marido no pueda proveer por si solo a todo el hogar. Las rusas desean tener los mismos derechos y oportunidades que los hombres, pero se saben diferentes a ellos y desean seguir siendo mujeres, por lo que visten como tales, son elegantes, y siempre tratan de tener un look fresco pero natural, con mínimos niveles de maquillaje. El cuidar su cuerpo y estár siempre bellas para el marido también es prioridad para ellas, por lo que te sentirás igual o mejor que con una mexicana, salvo que tendrás seguramente una chica mucho más hermosa en lo físico de lo que podrías conseguir de regreso en México.
Publicidad

¿Qué te pareció?