6 razones que te harán pensar antes de vivir en el norte de México

Publicidad

Definitivamente, la riqueza gigantesca que se genera cada año en este país va a un puñado de truhanes, rateros y desvergonzados oligarcas que usan lo producido social y colectivamente para fines casi exclusivamente privados, mientras que dejan flotar y derivar al país hacia el caos, la anarquía, la violencia y el descontrol más absoluto, y prueba de ello lo exhibe el norte de nuetro país, una región tremendamente beneficiada por el TLCAN y la apertura comercial en virtud de su cercanía con los E.U.A y que, a pesar de ello, no ha logrado superar ni mucho menos los terribles rezagos y miserias típicas de todo el país, y que se notan de inmediato una vez que se cruza la frontera internacional hacia el norte.

Violencia, un clima extremoso y brutal, falta abnsoluta de agua, carencia de distractores, así como un crecimiento urbano caótico casi totalmente desprovisto de áreas verdes son sólo 6 razones por las que nadie debería vivir en el norte de nuestro país.

Publicidad

1. No hay diversiones ni distractores

No hay diversiones ni distractores
Claro, a menos que vivas en una ciudad muy desarrollada como Monterrey, o quizá Tijuana, hay poco que hacer en ciudades llenas de maquiladoras, industrias y comercios, a excepción de cantinas de mala muerte, burdeles y uno que otro parque en muy mal estadoi, lleno de indigentes, pandillas y drogadictos. Las ciudades norteñas están diseñadas para ir directamente de la casa al trabajo y viceversa, con muy escasos centros comerciales, museos, parques temáticos, restaurantes, cines, teatros u otras amenidades fácilmente disponibles en el centro y oeste mexicanos.

2. Clima terriblemente extremoso y hostil

Clima terriblemente extremoso y hostil
En el norte del país o te asas a las brasas con calores secos de hasta 45-50° C, o bien te congelas con fríos que fácilmente pueden estar por debajo de los 0°C, y lo peor es que entre el diseño pro-cíclico termal de las casas en todo México, de los elevados costos de la electricidad, y la poca disponibilidad de amenidades como la calefacción o las chimeneas, el clima se hace intolerable durante todo el año, pues no se puede mantener el aire acondicionado las 24 horas del día en verano en toda o casi toda la casa, ni existe comodidad en el gélido invierno, el cual se cobra cada año a cientos o miles de personas que tratan de calentarse con estufas de gas que los envenenan con dióxido de carbono.

3. Pobreza extrema, caos urbano y arquitectura fea

Pobreza extrema, caos urbano y arquitectura fea
Basta ir a los amplios cinturones de miseria, delincuencia y drogadicción en Ciudad Juárez, Nuevo Laredo, Reynosa, Tijuana o Mexicali, llenos de inmigrantes del resto del país o de centroamericanos deportados de E.U.A, lo caótico del crecimiento acelerado de estas urbes, y lo fea que es dicha urbanización, con casas minúsculas, grises y siempre iguales, todo ello a pesar de la enorme riqueza y actividad económica de la región. Todo cambia en cuanto se pasa al lado estadounidense, pues El Paso, Eagle Pass, Calexico, Laredo o San Diego son ciudades perfectamente bien trazadas, modernas, ordenadas, con muchos espacios verdes (pese a la aridez natural de la región), visualmente mucho más atractivas y con índices de delincuencia mucho más reducidos que del lado mexicano, con todo y la gran proximidad del narco al sur de la frontera.

4. Casi totalmente carentes de áreas verdes

Casi totalmente carentes de áreas verdes
Las ciudades del norte parecen muertas debido no sólo a su clima árido, sino también a sus casas y edificios grises, su falta casi total de árboles, parques y jardínes; lo peor del caso es que casi todos los árboles que escasamente se ven no sólo son totalmente ajenos de forma nativa a la región, sino totalmente inadecuadois para el clima de la misma, pues eucaliptos, casuarinas e higueras tropicales mueren constantemente cada helado invierno, y lo pero es que la gente es tan bestialmente ignorante que creen que son especies nativas; por otra parte, los tamartiscos, a pesar de que son aptos para este clima, desplazan a la vegetación nativa y tienen un aspecto bastante feo, muy poco adecuado para un buen paisajismo urbanístico.
Monday 5th of February 2018 11:31:30 PM
Ya llegó el norteño ardido.
Responder
Loading...
Ve más comentarios

5. Está lleno de inmigrantes rechazados de .E.U.A

Está lleno de inmigrantes rechazados de .E.U.A
Independientemente si son mexicanos o extranjeros los deportados del norte de la frontera, esa gente crea problemas de indigencia, cinturones de miseria, delincuencia y contaminación pro diversos medios. También es notoria en el norte del país la presencia de muy violentas pandillas centroamericanas como los Maras, que se añaden a la ya de pro si interminable lista de flagelos a la seguridad pública del norte y en general de todo el país. La gran densidad de migrantes aquí genera mayor presión a problemas sociales que no se ve en el resto de México, el cual cuenta con una inmigración muchísimo menor y prácticamente inexistente como poroporción de la población total.

6. Gravísima carencia de agua

Gravísima carencia de agua
El norte de México es la región nacional con los mayores problemas de abasto y disponibilidad de agua dulce (junto al hiperpoblado centro-sur del país), y dadas las perspectivas de desertificación extrema que han traido el cambio climático, la acelerada urbanización regional, la ganadería extensiva y la deforestación, incluso se prevé una muy severa crisis de migrantes que abandonarán el norte mexicano tanto hacia E.U.A como hacia el húmedo, lluvioso, tropical y hasta ahora despreciado sureste nacional. De hecho, la frecuencia de carencia de agua en algún momento y de al menos un sector de las poblaciones del norte del país es de 12 meses al año, o sea, permanentemente.
Publicidad
Imagen de HammerOfTheChairos
HammerOfTheChairos 26/01/2018 0 visitas

¿Qué te pareció?