7 grandes razones por las que el Peje va a perder aunque tires tu celular de coraje

Publicidad

Con todo y que el escenario político y social está servido en bandeja de plata para que un candidato populista gane por paliza los comicios para la presidencia de la República este próximo 2018 gracias a los escándalos de corrupción, debacle económica, en el empleo así como en nuestro comercio, migración y relaciones exteriores con nuestro vecino del norte, López Obrador no ganará la presidencia del país ni siquiera con el extenso y gran apoyo popular que le ha permitido hasta hoy mantenerse en el primer lugar de las encuestas de salida.

 

El tabasqueño ha sufrido un durísimo golpe tras las elecciones para gobernador del Edomex gracias a la flagrante corrupción de su partido en dicha entidad, dirigida para cumplir los sueños de poder de sus más allegados así como los propios, lo cual le ha hecho perder mucha ventaja frente a la ex-primera dama Margarita Zavala. Aquí te señalamos siete razones por las que Obrador arruinará sus ventajas estratégicas y perderá lo que quizá sea su última oportunidad de ser presidente.

Publicidad

1. 1. - Es tremendamente inútil para mantener ventajas

1. - Es tremendamente inútil para mantener ventajas
Lejos de suavizar su discurso hacia el centro, Obrador siempre se radicaliza, y excluyo a amplios sectores de las clases medias y de los estados más desarrollados del norte y oeste del país, lo cual le podría dar la victoria que tanto ansía si además dejará de violentarse y atacar sin sentido a sus oponentes en los debates presidenciales.

2. 2. - Es tan corrupto como sus enemigos

2. - Es tan corrupto como sus enemigos
La elección para gobernador en tierras mexiquenses abrió la cloaca morenista y de su líder al descubrir formas de financiamiento ilegales, coercitivas y corruptas, además de dejar ver a López Obrador como un vividor del erario público que jamás ha desarrollado una actividad productiva propia.

3. 3. - Se ha enemistado y alienado de sus amigos

3. - Se ha enemistado y alienado de sus amigos
La soberbia y megalomanía del tabasqueño lo ha hecho hasta enemistarse con algunso de sus más fuertes partidarios, como sucedió hace poco con Carmen Aristegui, quien a opesar de incluso tratar de ayudar al líder de MORENA, éste se negó a responder a sus fáciles preguntas, y la acusó de haberse unido a la "campaña de desprestigio" periodistico de sus enemigos.

4. 4. - No tiene el poder de movilización ni el tamaño de voto duro del PRI o PAN

4. - No tiene el poder de movilización ni el tamaño de voto duro del PRI o PAN
Evidentemente, pues la gran mayoría de lso gobiernos de mayor nivel, estatales y federales, están en manos de dichos partidos, junto con la coerción de los programas de asistencia social, claves para movilizar a la población más pobre del país a favor de un partido u otro, y así definir una elección por sus enormes números.

5. 5. - No tiene ideas claras sobre como realizar sus propuestas de gobierno

5. - No tiene ideas claras sobre como realizar sus propuestas de gobierno
Obrador en cierto modo sí es muy parecido en algunas cosas a Trump: Ambos son populistas que prometen las perlas de la vírgen, pero no tienen la más remota idea de cómo lograrlo, y desde luego sólo mencionan propuestas de gobierno muy difíciles de llevar a cabo o francamente imposibles.

6. 6. - No es carismático

6. - No es carismático
Esto es crucial de tener si se es una figura mesiánica y autoritaria como de hecho lo es López Obrador. Si no tienes una personalidad magnética, arrolladora que inspire a la gente a seguirte, tu proyecto personal se verá muy disminuido, y eso es exactamente lo que le pasa al "mes´'ias de Macuspana".

7. 7. - No tiene analistas ni figuras públicas de gran arrastre que hablen por él

7. - No tiene analistas ni figuras públicas de gran arrastre que hablen por él
Lejos de alabarlo y ensalzarlo, la inmensa mayoría de los analistas políticos nacionales repudian todo lo que Obrador encarna: Desprecio a las instituciones, demagogia, charlatanería, autoritarismo, mesianismo y desprecio a los medios y a la libertad de expresión (o sea, lo mismo que tienen de negativo el resto de nuestros políticos); su estúpida cerrazón y falta de visión no le hacen ver que es imposible que gane sólo con el apoyo de los sectores populares no sujetos al corporativismo y el asistencialismo oficiales, y que tiene que apelar al descontento de los sectores medios por la falta de oportunidades, de crecimiento económico y de movilidad social.
Publicidad

¿Qué te pareció?