7 razones por las que odio ser mexicano

Publicidad

Con el desempeño de los atletas mexicanos e incluso con el de fútbol (recordemos México vs Chile) se ha disminuído ese sentimentalismo nacionalista, lo cual por un lado está muy bien porque antes el mexicano promedio vivía cegado creyendo firmemente en México. Es una opción válida apoyar al equipo mexicano en una competencia tan importante como los juegos olímpicos, pero desgraciadamente (y sin generalizar) la sociedad mexicana no sabe perder pero tampoco ganar. Si México rompiera el medallero, muchosde nuestros compatriotas estarían insultando a otros habitantes de otros países por internet o tendrían el ego inflado, por otra parte si pierden sale a flota el sentimiento perdedor de "es que el gobierno no los apoya". Estamos de acuerdo que merecen un tipo de apoyo (que sin duda obtuvieron, sino no podrían ni viajar), pero si con ese apoyo no se esfuerzan, con apoyo extra se duermen en sus laureles (como el equipo tricolor de fútbol).

 

Los mexicanos tenemos derecho a apoyar a los atletas que representan a nuestro país, así como exigirles un alto rendimiento, pero todo con medida, sin superioridad ni inferioridad o actitud pesimista o perdedora.

Publicidad

1. Tomarnos los triunfos y fracasos como nuestros

Tomarnos los triunfos y fracasos como nuestros

Las olimpiadas son una fiesta deportiva y atlética enorme que se creó en Grecia con el fin de unir a las personas, incluso los 5 aros entrelazados que son un símbolo representativo de los juegos olímpicos significa la unión de los 5 continentes. Tomarse personal el triunfo no es lo idóneo. Apoyar a un compatriota que compite nos llena de orgullo porque al igual que nosotros se desenvuelve en el mismo territorio que nosotros, pero de ahí a tomarlo personal, no.

2. No tienen hambre de ganar

No tienen hambre de ganar

Los atletas mexicanos tienen una actitud totalmente derrotista, meses antes de las olimpiadas (incluso años antes) se mentalizan a perder, a ir a pasear o "a ver que sale", cuando el objetivo debería ser demostrar que pese a las dificultades que atraviesa nuestro país hay hambre de ganar.

3. Ponen pretextos

Ponen pretextos

Los atletas se escudan en una especie de subterfugio en la que afirman que la falta de presupuesto o apoyo por parte del gobierno afecta su buen rendimiento. El talento siempre se impone y hace destacar a cualquiera que lo posea, y si hay talento y ganas de demostrar las habilidades deportivas se buscan patrocinadores que esos abundan y están siempre en busca de nuevos talentos. Si no hay talento, ni con todos los millones se pule.

4. El "chiste es estar aqui": Actitud derrotista

El "chiste es estar aqui": Actitud derrotista

Una actitud derrotista es capaz de detener hasta a un enorme avión si quien lo pilotea cree que se va a estrellar. Ser conformista y derrotista es tener la mentalidad de los atletas que fueron a Brasil, que creen que satisfacen el orgullo mexicano con el simple hecho de viajar allá y competir y estar presentes.

5. Falta de seguridad

Falta de seguridad

La mayoría lucen nerviosos a la hora de competir, y es un patrón de comportamiento que hasta se nota en los futbolistas mexicanos cuando compiten contra potencias futbolísticas. ¿Se acuerdan cuando Holanda sacó a México del mundial donde el famoso Robben se tiró su clavado? Ellos iban perdiendo, pero su mentalidad primermundista los alzó al triunfo.

6. Egoísmo

Egoísmo

Mostrar desinterés por traer una medalla a nuestro país no sólo implica frustraciones personales adquiridas en el atleta, sino también un total desinterés por escuchar y atender las demandas de las personas que los siguen confiando en ellos. Las atletas del Este de Europa compiten por sus naciones, lo mismo los atletas estadounidenses, todos ellos retribuyen el apoyo que su público les ha mostrado.

7. No hay pretextos

No hay pretextos

Muchas gimnastas del antiguo bloque comunista como Bulgaria, Eslovenia, República Checa, Eslovaquia, Rusia, Kazajstán, Bielorrusia o Rumania, provienen de países incluso peores que México, pues muchos son países con una economía inestable, muy pequeños geográficamente y con una tendencia tentativa a caer en malos pasos para obtener dinero y aún así son campeonas olímpicas de renombre, entre las que se mencionan Catalina Ponor, Andrea Raducan, Alina Kabaeva o Nadia Comanecci. Todas ellas provienen de países con situaciones políticas difíciles y con tensión permanente, algunas hasta han padecido guerras, y pese a todo arrasan el medallero. Así que mexicanos, no hay pretexto. Comparados con muchos países eslavos estamos en la gloria, si bien no tan bien como Alemania o Canadá al menos si muchísimo mejor que los países de origen de la mitad de los más grandes campeones olímpicos.

8. Recordando a las grandes

Recordando a las grandes

Ana Guevara tiene origen humilde y sobresalió.

9. Soraya Jiménez

Soraya Jiménez

Sin duda la década pasada fue gloriosa para las mujeres mexicanas que se impusieron. Soraya Jiménez qepd.

Publicidad
Imagen de Dark1999
Dark1999 11/08/2016 0 visitas

¿Qué te pareció?