8 cosas que aman los extranjeros de las MEXICANAS

Publicidad

Hay muchos extranjeros obsesionados con las mujeres mexicanas, por razones que a continuación te vamos a presentar. Pese a la liberación femenina, aún las mexicanas conservan ese toque materno y cariñoso que ya han perdido las compatriotas de los extranjeros que admiran a la mujer mexicana. Cuando las mexicanas viajan a España no les resulta difícil encontrar marido, pues las mujeres españolas son hombres con órganos femeninos en el ámbito de la conducta que han adoptado. Las mujeres no debemos perder la feminidad que nos caracteriza, pues muchas se han liberado tanto que oprimen sus virtudes femeninas para pulir las masculinas y competir con un hombre, logrando que ellos miren a otros horizontes donde encuentren eso que su naturaleza evolutiva les exigen a gritos: feminidad. ¿Y qué incluye la feminidad?  Delicadeza, comportamiento maternal, fortaleza, espíritu de lucha y muchas virtudes más que son atribuídas a nosotras. Las mujeres mexicanas están en esa dura transición entre la liberación y el tradicionalismo, pero las cosas deben equilibrarse, pues podemos luchar por un mundo justo pero sin abandonar la feminidad que nos ccaracteriza. Ésto es lo que los extranjeros aman de las mujeres mexicanas.

Publicidad

1. Somos luchadoras

Somos luchadoras
Y no me refiero a las luchonas, sino a las mujeres que buscan salir adelante sin quejarse y sin ponerse a la par de un hombre. Una mujer mexicana exitosa lucha por un lugar sin igualarse con un hombre.

2. Si necesitamos ayuda, la pedimos sin importar el género

Si necesitamos ayuda, la pedimos sin importar el género
Las mujeres de países liberales odian a los hombres y jamás pedirían ayuda, si hay que cargar un garrafón lo cargan entre 5 mujeres, pero jamás le solicitan ayuda a un hombre. En cambio las mexicanas aún son seducidas por la caballerosidad que encandila a los extranjeros.

3. Poseemos ternura

Poseemos ternura
Las mujeres mexicanas a diferencia de las ciudadanas de países liberales, poseen esa ternura que embelesa. No tememos apapachar a nuestra pareja ni nos sentimos menos si le ofrecemos un postre hecho de nuestras manos. Esos detalles llenan de ternura hasta al hombre más hosco.

4. Nos dejamos apapachar y consentir

Nos dejamos apapachar y consentir
Muchas mujeres ya no permitimos que nos paguen la cuenta o nos abran la puerta, pero si nuestra pareja desea hacerlo no nos oponemos como si lo harían otras mujeres extranjeras que hasta los agreden por realizar dichas acciones.

5. Nos arreglamos

Nos arreglamos
No importa que no usemos tacones en la universidad o en la vida diaria, pero hasta en los zapatos de piso encontramos la perfección. En países liberales, hay dos cosas: o no se arreglan en un acto de rebeldía contra los hombres o de plano gastan euros en arreglarse a la moda pareciendo que van a un velorio o pasarela de moda. Las mexicanas poseemos ese equilibrio, pues muchas saben arreglarse muy femeninas con poco presupuesto. Enamora más una blusita femenina de flores de $80 que una blusa ancha satinada de costo elevado en H&M o Versace.

6. Somos divertidas

Somos divertidas
Las mujeres mexicanas no tenemos complejos a la hora de ser nosotras mismas: no reímos a carcajadas si la ocasión lo amerita o mostramos celos, las mujeres extranjeras en cambio son frías: no ríen, no lloran y no celan, pues su mente tan liberal no les permite emocionarse apasionadamente, y los extranjeros aman lo diferente. SI tu novio te calla cada vez que te carcajeas o lo celas, voltea a ver a los extranjeros, a ellos los impresionarás.

7. Somos maternales

Somos maternales
A las mujeres mexicanas no nos da miedo consolar a un hombre cuando está triste, ni de ofrecerle un café. En cambio en países liberales los dejan con su depresión en un intento de darle su espacio, en otro es humillante para mujer consolar tiernamente a un hombre.

8. Somos seguras

Somos seguras
La mayoría de las mujeres mexicanas tienen cosas de su físico que odian: obesidad, algunas otras tienen piel oscura, pero todos esos rasgos rezagados y rechazados por la sociedad ha ocasionado que ellas hayan creado un mecanismo de defensa y de preservar la especie y su reproducción, es por ello que se han vuelto seguras de sí mismas a niveles insospechados. Es común ver a la gordita de tu trabajo siempre segura de sí y muy extrovertida. ¿Por qué crees que es común ver extranjeros guapísimos andando de la mano de mujeres no agraciadas con obesidad? Quedan prendados de su seguridad, que es atípica en las mujeres de su país que gastan euros o dólares en eliminar una pequeña mancha, y esa inseguridad la detestan ellos. Nos aceptamos tal cual somos.
Publicidad
Imagen de Dark1999
Dark1999 05/03/2016 0 visitas

¿Qué te pareció?