Animales asquerosos que sólo están en las casas de gente cochina

Publicidad

La falta de higiene es la primera puerta, así como una de las más importantes para el deterioro de la salud humana, pues es una carta abierta de invitación a tu hogar para seres muy indeseables que, además de ser sumamente asquerosos, también portan terribles enfermedades que incluso pueden llevar a la muerte tanto a ti como a tus seres queridos; tan peligrosos son, de hecho, que algunos de ellos han conducido al mundo a algunas de las peores epidemias de la historia, con saldos de hasta el 25% de los infectados que resultaron muertos por las mismas.

De este modo, te mostraremos los elevados peligros que te representa el tener una casa sucia, desaseada, llena de objetos innecesarios que a final de cuentas representan basura sin expulsar, con trastes sucios, deposiciones de animales, así como ganado u otros animales domésticos que viven dentro del hogar y que no están vacunados ni se les provee de atenciones sanitarias diarias, todo ello con sólo 6 espeluznantes ejemplos.

Publicidad

1. Pulga

Pulga
Estos diminutos parásitos de varios mamíferos se alimentan de la sangre de perros, gatos, ratas, conejos y, sobre todo, del hombre. Utiliza a otros mamíferos como vectores de dispersión hasta alcanzar al ser humano...lo malo es que adquiere bacterias como las de la peste bubónica a través de la sangre chupada, y luego la transmite al hombre al picarlo. Dicha enfermedad mató a entre el 25 y el 70% de los habitantes de Eurasia y el norte de África en los siglos VII, XIII y XV. Se diseminan por el contacto con perros y gatos callejeros, así como en entornos en donde hay abundancia de ratas y otros roedores, generalmente sucios, con piso de tierra o lodo, así como con restos de comida y material vegetal seco de las cosechas (paja) dentro del hogar.

2. Garrapata

Garrapata
Otro parásito chupasangre, a diferencia de la pulga no es un insecto, sino un arácnido, el cual vive sobre la piel de mamíferos y aves tales como venados, palomas, caballos, reses, borregos, gallinas, pavos y cabras. El mayor riesgo de estos parásitos es la de la transmición de la enfermedad de Lyme, un grave padecimiento neurológico que puede conducir incluso hasta la muerte, y que se contrae de sangre contaminada en animales de presa, por lo que prospera en ambientes rurales en donde hay poblaciones muy grandes de venados y otros herbívoros de sangre caliente, o bien en el ganado que pasta libremente por selvas y bosques, y que adquiere el parásito cuando éste se adhiere a su piel desde algún árbol, arbusto o hierba. Otro gran inconveniente de estos parásitos es que producen anemia crónica, deficiencia vitaminica y otros padecimientos relacionados con una pobre nutrición, fruto de su extracción de sangre del huésped, e independientemente de la alimentación de éste.

3. Mosca doméstica

Mosca doméstica
Este asqueroso insecto es un agente limpiador de la naturaleza, comiendo basura, carroña, materia vegetal en descomposición así como excreciones fisiológicas tanto humanas como animales. Ello le conduce a transmitir, en sus patas y trompa bucal, bacterias de peligrosas enfermedades como la tifoidea,la salmonella, el cólera, la tuberculosis y la E-coli a través de su molesta inclinación a posarse en azúcar, dulces y alimentos preparados, prospera en casas con basura a rebosar y sin tapadera física, así como en alimentos en descomposición.

4. Rata negra

Rata negra
Estos roedores son los más típicos en drenajes, callejones sucios y espacios llenos de basura, tanto orgánica como inorgánica. Se alimentan de todo tipo de cosas, desde carne a vegetales y alimentos industrializados, y proliferan en lugares oscuros, húmedos y llenos de sustancias en descomposición, en los cuales hacen sus nidos. Su contacto con basura hace que transmitan enfermedades como el cólera y la tifoidea, mientras que sus ectoparásitos como las pulgas y los piojos son transmisores de la terrible peste bubónica.

5. Tenia

Tenia
Este peligrosísimo endoparásito vive en los desechos fisiológicos de animales omnívoros y herbívoros como venados, jabalíes y cerdos domésticos, y la grotesca alimentación de éstos últimos hace que se transmitan en su carne hacia el hombre, en donde se aloja, usualmente, en el estómago e intestino delgado, generando anemia, debilidad, desnutrición y déficit vitamínico, peor aún, sus segmentos pueden ir a dar hacia el cerebro, en donde pueden causar daños neurológicos irreversibles, e incluso la muerte. Otra forma muy fácil de contraerlos es andar descalzo en pisos de tierra o lodo, así como dejar grandes cantidades de desperdicios orgánicos regados por doquier y pisar con los pies descalzos.

6. Cucaracha

Cucaracha
Este asqueroso insecto rastrero es fanático de los alimentos en descomposición, de aquellos en fermentación (estadio de putrefacción alimenticia intermedio), así como todos aquellos alimentos y bebidas ricos en azúcares. Su tendencia a esconderse en lugares oscuros, cálidos y húmedos los hace ser habitantes virtualmente obligatorios de cañerías, drenajes, basureros y otros lugares llenos de suciedad que recogen continuamente con sus patas, transmitiendo fiebre tifoidea, difteria, salmonella, e-coli, cólera y tuberculosis a los alimentos que tocan y prueban. Las habitaciones a oscuras, con abundante papel de todo tipo, objetos acumulados compulsivamente, así como cocinas sucias, lenas de grasa, cochambre y de alimentos al aire libre son los focos perfectos para su propagación y habitación en casa.
Publicidad
Imagen de HammerOfTheChairos
HammerOfTheChairos 26/04/2018 0 visitas

¿Qué te pareció?