Así es como te conectarías al mundo si vivieras en el México del siglo XIX

Publicidad

El siglo XIX marcó el antes y el después en materia de ciencia y tecnología, se instalaron las primeras líneas telegráficas en México, se tendieron alambres entre los edificios de Palacio Nacional y en Colegio de Minería en la ciudad de México y luego los alambres comenzaron a cruzar regiones menos habitadas para llegar a otras poblaciones, todos estaban asombrados: gracias a la clave Morse podían comunicarse en cuestión de minutos. 

Todo esto influyó en el inicio de las comunicaciones en masa, gracias a los nuevos inventos que estaban saliendo a la luz por grandes genios como Marconi, Graham Bell, Morse, entre otros destacados inventores, de los cuales podemos estar agradecidos, ya que sin sus aportes a la ciencia y tecnología, no podríamos disfrutar de una banda ancha y nuestros tan entrañables y ultra necesarios smartphones. 

Se plasmó un parte aguas para que la población mundial comenzase a hiperconectarse entre sí, América con Europa, Asia con África, todo era posible en ese periodo, pues la revolución industrial había abierto la brecha de la imaginación y la nueva ola de descubrimientos hizo de las comunicaciones un gran negocio a lo largo y ancho del planeta, para bien y para mal, depende del cristal con que se mire. 

Y en México, también llegaron los avances y el gobierno en turno que estaba al mando de don Porfirio Díaz se puso manos a la obra y junto a su gabinete llamado el grupo de "Los científicos" hicieron lo propio para que esto fuera una realidad (al menos para las cúpulas del poder) 

Así es como el mexicano se hubiera comunicado en el siglo XIX

 

Publicidad

1. El telégrafo

El telégrafo

El telégrafo sirvió para comunicaciones gubernamentales, militares, comerciales y personales. Las personas comenzaron a hacer pedidos de alimentos u objetos por telégrafo, sin embargo, habiía malosos que cortaban los cables y se robaban el alambre para venderlo; otros enviaban mensajes haciéndose pasar por gente importante para recibir dinero 

2. Las noticias falsas de toda la vida

Las noticias falsas de toda la vida

En el México del siglo XIX circulaban noticias falsas tal como hoy en día, en aquel entonces esto provocaba dificultades en la comunicación, sobre todo al gobierno, pues para él era muy importante que las líneas telegráficas funcionaran, porque a través de ellas mandaba órdenes a varias regiones del país 

3. El correo

El correo

Actualmente el correo tradicional ya está prácticamente jubilado, pero en el siglo XIX fue uno de los principales medios de comunicación. A mediados de siglo, comenzaron a instalarse buzones donde la gente podía depositar los sobres que quería enviar. Estaba prohibido mandar por correo joyas o dinero, sólo se podía enviar papeles, pues era común que los carteros sufrieran asaltos en el camino 

4. Los asaltos a mensajeros

Los asaltos a mensajeros

En esa época, los carteros tenían que enfrentar muchos problemas para hacer sus entregas. Para empezar, las valijas con las correspondencia eran transportadas en diligencias. Las personas omitían la dirección del destinatario y eso causaba confusiones y desesperación entre los carteros, quieres buscaban por todas partes a quienes debían entregar el sobre 

5. Los chismosos

Los chismosos

Otro problema común fueron los chismosos que abrían las cartas para enterarse de lo que decían, además habían robos de documentos y periódicos. Por otro lado la falta de caminos transitables hacía que la comunicación fuera muy lenta, por lo que las noticias se hacían muy viejas 

6. Los múltiples usos del correo

Los múltiples usos del correo

El correo se utilizaba para enviar noticias políticas y comerciales, pero también personales La gente se escribía largas cartas y así iban y venían hojas y hojas escritas con palabras de amor de matrimonios a distancia, propuestas comerciales o noticias familiares 

7. El teléfono

El teléfono

Los primeros teléfonos aparecieron a finales del siglo XIX, aunque los únicos que podían contratar una línea telefónica eran el presidente, los gobernadores o los generales del ejército; es decir, el teléfono no era de uso público. Las primeras líneas de teléfono buscaron enlazar a las gendarmerías y las oficinas militares 

8. La clave lada para marcar a Don Porfis

La clave lada para marcar a Don Porfis

En 1888 se publicó el primer directorio telefónico del país, con 800 suscriptores. Si uno quería llamar por teléfono al presidente Porfirio Díaz, sólo se tenía que marcar el número 64, el poder escuchar al general de viva voz habría sido todo un honor para los contemporáneos de la época 

Publicidad
Imagen de Dream Writer
Dream Writer 23/05/2019 0 visitas

¿Qué te pareció?