Así se castigaba a los ladrones en la época de los aztecas

Publicidad

Los aztecas tenían métodos de tortura tan extremos que siguen espantando hoy en día cuando alguien los explica.

Tenían castigos muy severos para ser aplicados en ciertas situaciones específicas, como por ejemplo, para aquellos que abusaban de su posición en el gobierno mexica o robaban.

El señorío mexica dominó sobre buena parte de lo que hoy es México, de ahí que tuvieran que tener reglas claras de comportamientos para que tanto los súbditos como su población, vivieran en orden.

Es por eso que los mexicas regulaban muchas aspectos de la vida, y se le daba mucha importancia al cumplimiento de la ley, y que hayan implantado castigos (torturas) para meterle miedo a las personas que osaran violar las reglas que prevalecían en todo su territorio, y aunque pueda parecer cruel, pues resulta que funcionaban pues según historiadores, el índice de delitos era muy bajo pues todos se atenían a las consecuencias .

Publicidad

1. Sus tradiciones eran crueles y severas

Sus tradiciones eran crueles y severas
0
0 Votes

Crédito: Google.com.mx

Si bien todos sabemos de la crueldad de la tradición de los sacrificios humanos, los cuales los realizaban de manera constante, e incluso consuetudinaria, este tipo de ritos eran para con los prisioneros, pero, ¿cómo trataban a sus propios pobladores?

2. Bueno, pues eran también severos con los delincuentes

Bueno, pues eran también severos con los delincuentes
0
0 Votes

Crédito: Códice Mendoza

Por ejemplo, los asaltantes y ladrones eran colgados en lugares públicos para que la población viera cómo se castigan estos hechos y sirvieran de escarmiento para futuros actos similares. Los nobles (pipiltin) merecían la pena de muerte si robaban dinero de los impuestos

3. Los corruptos eran asfixiados hasta morir

Los corruptos eran asfixiados hasta morir
0
0 Votes

Crédito: Códice Mendoza

Un funcionario público que fuera encontrado en actos deshonestos o de corrupción, eran asfixiados hasta morir, sentencia que era promulgada por un consejo de jueces que estaban bajo la tutela directa del tlatoani.

4. Engañar a la población se castigaba con la muerte

Engañar a la población se castigaba con la muerte
0
0 Votes

Crédito: Códice Quinatzin

Los recaudadores de tributos que eran conocidos como 'calpixques', eran asesinados si cobraban de más a los habitantes del imperio con la intención de enriquecerse. La calumnia y la difamación eran castigados con corte de labios y en algunas ocasiones, se cortaban las orejas si había un daño muy grande.