El color de la libertad

Publicidad

La noción y el ritmo del carnaval se encuentran tan imbricados en la esencia de Trinidad y Tobago, que resulta impensable imaginar esta nación sin ellos. Conocida como la ciudad de la adrenalina, las fiestas del carnaval atraen a miles de participantes frenéticos, incluidas las “cuadrillas”, grupos de comunidades que pueden ser identificadas por sus enormes banderas. Cuando la temporada de la navidad llega a su fin en Trinidad y Tobago, los candentes ritmos del calipso y la soca comienzan a abrirse paso en las calles. Dan inicio las fiestas y los conciertos, las bandas de percusión con tambores metálicos comienzan a ensayar para competir en el concurso Panorama, y aquellos que participaran en el espectáculo visual de las resplandecientes mascaradas empiezan a prepararse para lucir sus trajes con orgullo. Desde comienzos de enero, hasta la medianoche del día anterior al miércoles de ceniza, Trinidad y Tobago se vera de lleno inmersa en la celebración del festival con el que se identifica más profundamente a esta República de islas gemelas.

Publicidad

1. Sus raíces

Sus raíces

Sus profundas raíces imprimen a este festival una riqueza inusual. En apariencia, se trata de una fiesta descomunal, una procesión de estímulos sin fin diseñada para mantener las terminales nerviosas de cada participante.

2. ¿Quién es la más bella?

¿Quién es la más bella?

Las mujeres constituyen la mayoría de los jaraneros disfrazados, y el desafío siempre será el lograr verse bien la mayor parte del día. Cualquier espejo mágico sirve para ello.

3. Criaturas de la madrugada

Criaturas de la madrugada

El carnaval comienza oficialmente antes del amanecer del lunes previo al miércoles de ceniza, con la celebración conocida como Jouvay.

4. Alzar el vuelo

Alzar el vuelo

Además de las masivas mascaradas de participantes en bikinis, la mayoría de las bandas también visten trajes individuales más largos, cuyos diseños son verdaderas obras de ingeniería estructural.

5. En escena

En escena

El lunes y martes de carnaval los participantes enloquecen en el “Gran Patio”, el colosal escenario elevado, en el centro de Puerto España, la capital de Trinidad y el corazón de los festejos.

6. Después de la catarsis

Después de la catarsis

Durante la celebración del carnaval, las calles de Puerto España se vuelven absolutamente electrizantes. Las mascaradas, también llamadas mas´que asaltan las calles, presentan formas muy diferentes.

Publicidad

¿Qué te pareció?