Conoce el supremacismo mexicano en USA

Publicidad

Es ampliamente conocido el supremacismo racial y cultural blanco, anglosajón y protestante en los Estados Unidos, con su violencia y discursos de franco odio hacia todas las minorías étnicas y raciales que no cumplen con sus muy particulares criterios de "superioridad"; en el otro extremo de este espectro de movimientos racistas de superioridad étnica se encuentran muchos grupos de mexicanos y mexico-estadounidenses que son muy poco conocidos por la población en general en México y los Estados Unidos, pero que son tan racistas como los formados por angloamericanos, aunque en sentido contrario a éstos.   En esta ocasión abordamos los numerosos movimientos supremacistas chicanos que mantienen una nada despreciable influencia sobre la población de origen mexicano radicada en el vecino del norte, y veremos cómo su discurso de supremacía indígena  mexicana mezclada con mitos pseudohistóricos apoyados en el indigenismo creado en México a partir de los años cuarenta ha derivado en el fin de reconquistar los viejos territorios mexicanos de lo que hoy es el suroeste estadounidense. También analizaremos las perspectivas de que dicho objetivo se vuelva una realidad.

Publicidad

6. ¿Qué es lo que señala el movimiento supremacista mexicano?

¿Qué es lo que señala el movimiento supremacista mexicano?
Antes que nada, sólo usamos dicho término para englobar a las organizaciones de mexicanos y mexico-americanos en Estados Unidos que comparten ciertas creencias ideológicas, históricas y sociales, pese a que no formen un único y homogéneo cuerpo orgánico; estas organizaciones, como el "Movimiento La Raza", "Movimiento Aztlán" "Brown Pride" y "M.E.C.H.A" sostienen, entre otras cosas, la pertenencia original y para siempre a México de los actuales estados del suroeste de Estados Unidos; que los verdaderos habitantes originales de dicho territorio son los mexicanos y sus descendientes; que los angloamericanos, negros y otros grupos étnico-raciales que habitan ahí son invasores y extranjeros ilegales; que la actual "reconquista" demográfica, social y cultural de los mexicanos en el suroeste estadounidense culminará devolviendo esos estados a México; que los habitantes mexicanos son de extracción racial mayoritariamente indígena y son por ello superiores en todo aspecto cultural, físico y mental al resto de las razas humanas; y se declara enemigo a muerte de los caucásicos, especialmente de aquellos de origen español o anglosajón. También señala que, dado que Aztlán, el lugar de origen de los aztecas, quedaba ubicado en algún lugar de California, Arizona o Nuevo México, el pueblo mexicano, como sus directos descendientes, tiene un derecho milenario a poblar el suroeste norteamericano.

5. ¿Cómo nacen estos movimientos?

¿Cómo nacen estos movimientos?
De forma primaria, surgen de la lucha sindical, laboral y por los derechos civiles de los mexicanos ilegales en los Estados Unidos, sus descendientes, así como la población más indígena e indomestiza de extracción virreinal, altamente discriminados por la población estadounidense de origen centro y noreuropeo. Con el aumento exponencial de la inmigración mexicana a la región, surgió un movimiento intelectual desde México encabezado por algunas personalidades de la cultura nacional como Carlos Fuentes y Elena Poniatowska, quienes popularizaron el término "Reconquista" para describir la enorme presencia demográfica y cultural de los mexicanos en el suroeste de los Estados Unidos.

4. ¿Cómo se ha desarrollado este supremacismo mexicano?

¿Cómo se ha desarrollado este supremacismo mexicano?
Los crecientes números de personas de extracción mexicana, especialmente en el suroeste norteamericano, les han brindado no sólo ser la población mayoritaria demográficamente en esas entidades, sino también un consecuente y enorme poder económico y político, pues ya han habido gobernadores de origen hispano en California, Texas o Nuevo México. Este poder poblacional y de influencia en otros aspectos ciudadanos ha creado toda una serie de movimientos intelectuales, de partidos políticos e ideológicos mexicanos en los Estados Unidos de que la presión de los connacionales será tanta que, al igual que pasó de forma inversa con los colonos estadounidenses blancos en Texas y California durante 1839 y 1847, los mexicanos y sus descendientes pedirán formalmente y por mayoría democrática su secesión de los Estados Unidos y su incorporación formal a México.

3. ¿Cuál es el sustento intelectual de este supremacismo y movimiento de reconquista mexicano?

¿Cuál es el sustento intelectual de este supremacismo y movimiento de reconquista mexicano?
El ultraderechista Frente Nacionalista de México rechaza el Tratado de Guadalupe-Hidalgo, y declara: "Exigimos que se reconozca constitucionalmente la pertenencia a México de todos los territorios mexicanos ocupados injustamente por Estados Unidos, y defenderemos fervientemente, conforme al principio de la libre determinación de los pueblos, el derecho de los mexicanos a habitar la totalidad de su país dentro de sus fronteras históricas, tal y como eran reconocidas al momento de nuestra independencia." El profesor José Ángel Gutiérrez, del departamento de Ciencia Política de la Universidad de Texas en Arlington afirmó que: "Somos el único grupo étnico en Estados Unidos que se ha desmembrado. No emigramos ni llegamos aquí voluntariamente. Los Estados Unidos llegaron a nosotros en sucesivas oleadas de invasiones. Somos un pueblo cautivo, en cierto sentido, un pueblo de rehenes. Es nuestro destino político y nuestro derecho a la libre determinación el querer [volver a] tener nuestra patria. En que les guste o no, es irrelevante. Si nos llaman radicales, subversivos o separatistas, ese es su problema. Esta es nuestra casa, y esta es nuestra patria, y tenemos derecho a ella. Somos los anfitriones. Todos los demás son invitados.". También abundó lo siguiente: "o es nuestra culpa que los blancos no tengan más bebés, ni que los negros no están creciendo en número suficiente, y no hay ningún otro grupo con una meta similar de volver a tener su patria unida de nuevo. Lo estamos haciendo. Esos números lo harán posible. Creo que en los próximos años, veremos un movimiento irredentista, más allá de la asimilación, más allá de la integración, más allá de separatismo, para poner de nuevo a México unido como un todo. Eso es irridentismo [sic.]. Un solo México, una nación." Una encuesta de Zogby hecha en 2002 reveló que el 58% de los mexicanos que viven en E.U.A creen que el suroeste de dicho país le pertenece a México.

2. ¿Cuál es la visión de los estadounidenses blancos frente a estos movimientos?

¿Cuál es la visión de los estadounidenses blancos frente a estos movimientos?
Numerosos ciudadanos estadounidenses de ascendencia europea promovieron el boicot a los productos de la marca sueca "Absolut Vodka" por sacar un mapa del suroeste norteamericano unido a México; lo mismo le pasó al canal de tv de Los Ángeles "Noticias 62", quien se refirió a dicha ciudad como "Los Ángeles, México". El finado profesor de Harvard, Samuel P. Huntington, señaló en 2004 que: "Demográfica, social y culturalmente , la Reconquista del sudoeste de los Estados Unidos por parte de México va por buen camino. Ningún otro grupo de inmigrantes en la historia de EE.UU. ha afirmado o podría hacer valer una reivindicación histórica de territorio estadounidense. Los mexicanos y mexicano-americanos pueden hacer y hacen esa afirmación." Mientras que el escritor neoliberal Mickey Kaus ha observado que: "Si hablas con la gente en México...si los encuentras borrachos en un bar, van a decirte lo estamos recuperando, lo sentimos. Eso no es un sentimiento extraño en México, ¿por qué no podemos tomarlo en serio aquí? Este es un problema similar al que Canadá tendría en el Quebec si Francia estuviera al lado.".

1. ¿Por qué la Reconquista no sucederá jamás?

¿Por qué la Reconquista no sucederá jamás?
Es muy probable que aún en un escenario de aplastante supremacía demográfica y político-económica de los mexicanos y sus descendientes en nuestros antiguos territorios norteños la restitución de éstos a México no se lleve a cabo jamás, y ello tiene que ver con las paupérrimas condiciones económicas y sociales que su tierra de origen mantiene y seguramente seguirá proporcionando, y que fueron exactamente las mismas que los echaron fuera de sus lugares de origen. Al regresar esos territorios a México inmediatamente serían azotados por gobiernos corruptos e inútiles, una estructura productiva arcaica, ineficiente y de productividad infinitamente menor que bajo gobierno estadounidense; la corrupción y el crimen organizado destruirían las instituciones norteamericanas que han hecho a economías como California y Texas algunas de las más grandes del mundo, y las élites en México pronto implementarían la misma rígida pirámide socioeconómica que subyuga al resto del país en las entidades reconquistadas. La emigración a E.U.A se repetiría, excepto que ahora iría del viejo suroeste norteamericano a los estados orientales de EUA y a su región del Pacífico noroeste.
Publicidad

¿Qué te pareció?