Este es el gran engaño que todos se creyeron sobre el muro de Trump

Publicidad

Las maneras políticas y de comportamiento público del presidnete estadounidense Donald Trump son engañosas y estrafalarias, pero obedecen a una agenda política tanto propia del mandatario norteamericano como servil a los intereses ideológicos que lo llevaron a la Casa Blanca; el problema principal es que tenemos dentro del análisis de expertos en la materia como de parte del público en general una visión bastante equivocada de las verdaderas políticas de Trump que obedece tanto a una grave ignorancia de su pensar personal y político como a las necesidades de una agenda nacional mexicana.   Los hechos han hablado por sí mismos en este aún breve gobierno del republicano: Los exabruptos de Trump obedecen más bien a una lógica de imagen y de retórica de consumo doméstico en su país que a una realidad tangible, pero que causa mucho ruido por sus discursos evidentemenete antimexicanos, además de por el interés que despiertan sus inapropiados e irresponsables tuits personales, que dejan a un lado inclusive las tareas de su equipo de comunicación social. La estabilidad de indicadores macroeconómicos, los avances en la renegociación del TLC y en seguridad fronteriza demuestran lo anterior.

Publicidad

1. TLC: Con viento en popa

TLC: Con viento en popa
Es casi un hecho que el TLC será ratificado en las renegociaciones que comenzarán este próximo 16 de Agosto, en una serie de sesiones que muchos analistas vislumbran como de una duración mucho más corta de lo que se tenía anticipado, como lo muestran los acuerdos sobre comercio de la caña de azúcar entre las dos naciones.

2. Avances en seguridad nacional y estabilidad económica mexicana

Avances en seguridad nacional y estabilidad económica mexicana
La certidumbre de las políticas reales de Trump han llevado, lejos de un caos que evidentemente produciría la aplicación cabal de las bravuconerías, provocaciones y barbaridades que dice el estadounidense, ha llevado a avances en el diálogo por la seguridad fronteriza y regional, como lo con firmo su encargado, John Kelly, en su visita a México. También lo refleja la relativa tranquilidad de las relaciones diplomáticas entre ambos países, el aumento en las cifras de comercio exterior y la disminución en las presiones cambiarias del peso frente al dólar.

3. Intención de hacer suya la política contra la retórica de Trump

Intención de hacer suya la política contra la retórica de Trump
Tras terminada la reunión del G 20, numerosos periodistas, analistas y especialistas en la materia quisieron hacer leña del árbol caído gracias a que Trump, ante pregunta expresa de la prensa de que "¿Pagará México el muro?", señaló "Absolutamente". Las voces exigiendo a Peña Nieto que respondiese a la provocación, que había que defender la soberanía nacional y que aclare que el país no pagará el supuesto muro no se hicieron esperar, pese a que el priista ya ha dejado en claro en ocasiones anteriores que México no pagará por dicha construcción hipotética.

4. El muro no lo está pagando nadie

El muro no lo está pagando nadie
Ese es un hecho objetivo, y es la verdad de la política que tanto Trump como sus más recalcitrantes colaboradores como Steve Bannon o Roger Stone siguen. El muro no lo está pagando nadie, porque no hay presupuesto para hacerlo, ni el congreso norteamericano ha aprobado recursos para hacerlo, y si se destina dinero a dicha obra, será para expandir los tramos que ya existen en la mayor parte de la frontera común. Tan es cierto que México no pagará el muro como de que Estados Unidos no pretende realizar a cabalidad la promesa de su presidente que en la última reunión del G-20 en Alemania ambas partes reconocieron que no se habló del muro en ningún momento.

5. Son tonterías de Trump, pero no necesariamente una expresión de la verdad

Son tonterías de Trump, pero no necesariamente una expresión de la verdad
Para contextualizar la importancia que Trump da a su retórica antimexicana, bastan ver que mientras que la reunión con Peña Nieto duró sólo media hora, la que tuvo lugar con su similar de Rusia, Vladimir Putin, duró dos horas y media, en la cual no hubo reclamaciones norteamericanas por la intervención rusa en las pasadas elecciones presidenciales de noviembre del año pasado; se acordó un alto al fuego de ambos lados en Siria, acuerdo del cual ni siquiera las naciones europeas tienen conocimiento sobre su contenido, y acordaron construir una protección en el ciberespacio al espionaje ruso que le da una victoria política total a Putin frente a una Europa desconcertada; sobre el medio ambiente, todos, salvo Estados Unidos, acordaron que el calentamiento global es un peligro mundial; en lo comercial, el mandatario estadounidense fue mucho más proteccionista que el resto de las naciones participantes.

6. Trump no cumple sus amenazas, simplemente es un "naco"

Trump no cumple sus amenazas, simplemente es un "naco"
La falta total de respeto y de adhesión al protocolo es parte de su naturaleza berrinchuda y autoritaria, y no de medidas políticas con fondo ideológico. Como muestra, durante la misma reunión celebrada en tierras germanas, se levantó constantemente de su silla, encargando su representación durante las reuniones no al secretario de Estado, Rex Tillerson, sino a su hija Ivanka, que carece de toda facultad oficial de representación. La acción fue grosera, y no gustó ni a Angela Merkel o a Emmanuel Macron, pero ninguno de ellos hizo comentario alguno, ni la opinión pública, la prensa o los especialistas de sus respectivos países demandaron reclamación alguna hacia el estadounidense, y ello fue así porque todos ellos sabían que había cuestiones mucho más importantes en el debate que una suma de imprudencias diplomáticas.
Publicidad

¿Qué te pareció?