Este es el motivo por el que Iturbide aparece junto al cadáver de Juárez

Publicidad

Hace mucho tiempo en México Agustín de Iturbide era una figura admirada, pero como la historia la van escribiendo los triunfadores, fue saboteado en los libros. De él se han contado las peores anécdotas, pero has de saber que por ejemplo, su proclamación como emperador de México fue por los deseos de la gente; el pueblo lo eligió. 
Iturbide fue también liberal en ideas y su mandato fue de solo siete meses, un tiempo muy corto como para haber instalado una monarquía absolutista como tanto se insiste en la historia oficial.
De 1930 a 1929, es decir, casi un siglo, Iturbide gozó de respeto y prestigio. Su figura adornaba Palacio Nacional. En la foto que te mostraremos se puede apreciar un óleo del emperador en el velorio de Benito Juárez. Pasaron la Reforma y el porfiriato y no había tiempo para pensar en un Iturbide como villano de la historia. Pero al ganar los caudillos de la Revolución, fue difamado y sobredimensionaron sus desatinos. Así, la imagen de él en el recinto de gobierno fue quitada para siempre, así como su nombre del Himno Nacional.

Publicidad

1. Un óleo de Iturbide en Palacio Nacional

Un óleo de Iturbide en Palacio Nacional

El retrato de Iturbide investido como emperador adornada Palacio Nacional. De autor desconocido, el óleo ni siquiera fue retirado en la época de Juárez. Por eso es que aparece en la foto de su velorio. 

2. Iturbide era un personaje admirado de la historia

Iturbide era un personaje admirado de la historia

El Iturbide original dista de la imagen que tenemos de él. Era defensor de la libertad y en síntesis, partidario del progreso. Como ya hemos mencionado, a lo largo de 1930 a 1929 no había tiempo de pensar en difamar a Iturbide o deponerlo de la historia. 

3. Cuando Calles funda el PRI, muchos personajes quedan en el olvido

Cuando Calles funda el PRI, muchos personajes quedan en el olvido

La intención de Plutarco Elías Calles era meter todas las ideologías del país en un solo costal, es decir, el PNR (el PRI). Tras esta reforma muchos personajes de la historia fueron sepultados y otros, difamados, como pasó con Iturbide. Y es que para esta época, todos tenían que rendir homenaje a los héroes de la revolución mexicana. Era lo que debía mostrarse en los libros de historia de ahí en adelante.

4. No sólo eso, admirar a un emperador era impensable

No sólo eso, admirar a un emperador era impensable

Con el ideal de la revolución se enaltecieron los orgullos patrióticos. Narrar en la historia las acciones de un emperador, por buenas que hayan sido, hacía corto circuito con la exaltación que se le debía hacer al presidente. Todo se le debía a la figura presidencial. No se podía admirar a un monarca porque es monarca. 

5. En la década de 1940 el Himno Nacional sufre cambios también

En la década de 1940 el Himno Nacional sufre cambios también

De esos cambios resaltan haber quitado a Santa Anna e Iturbide de la interpretación. Con el gobierno de Manuel Ávila Camacho se dio continuismo al ideal de la Revolución, así que prohibieron estrofas del Himno Nacional, que solía cantarse completo con sus diez estrofas. Hasta hoy el Himno se canta el coro y tres estrofas escogidas a conveniencia.

6. La imagen de Iturbide al día de hoy

La imagen de Iturbide al día de hoy

Hemos sido insistentes en revisar el papel de los personajes más relevantes de la historia de México porque es importante que no caigamos en los mismos errores como país.  Al final para eso sirve la historia. No se trata de etiquetarlos en buenos y malos, patriotas y héroes, etc. Si reivindicamos a los personajes como Iturbide y ponemos en el lugar que se merecen a otros, todos salimos ganando. Al día de hoy vienen saliendo nuevos datos que apuntan a un Iturbide muy distinto al que nos enseñaron en la escuela. 
 

Publicidad
Imagen de The score
The score 18/07/2019 0 visitas

¿Qué te pareció?