Ésta es la forma en la que puedes ir del desierto hasta el bosque frío sin salir de un mismo país

Publicidad

¿Qué dirías si te propusiera que puedes viajar del desierto a las más fría tundra alpina o bosque boreal no sólo sin dejar tu propio país, sino además sin alejarte gran cosa del lugar en cuestión? Seguramente la mayoría de ustedes dirían que estoy completamente loco, pues no se pueden tener dos hábitats tan radicalmente diferentes pro temperatura y lluvias en el mismo lugar; no obstante, ello es posible, pues así como las islas normales resguardan frecuentemente formas de vida muy distintas y totalmente ausentes de los continentes, así mismo las montañas fungen frecuentemente como una especie de ínsulas en donde las condiciones ambientales para la vida son totalmente ajenas a los "mares" de tierras bajas que las circundan, permitiendo una gran variedad de paisajes a medida que ascendemos a sus cimas.

En este artículo te explico los conceptos de "isla en el cielo" biológica, así como el de "zonas de vida", y para ilustrártelo con ejemplos reales te comento 6 lugares del mundo (2 de ellos en México) donde ese hipotético viaje descabellado es toda una realidad.

Publicidad

1. Sierra de Maderas del Carmen y del Burro, México

Sierra de Maderas del Carmen y del Burro, México
0
0 Votes
Localizadas al norte de Coahuila, en nuestro país, estas serranías son fragmentos disjuntos de la Sierra Madre Oriental enmedio del Desierto Chihuahuense, en donde dicha cadena montañosa encuentra su límite más norteño. Aquí, podemos encontrar lo que el naturalista estadounidense Weldon Heald señaló como "islas en el cielo" montañosas, apoyado en el trabajo de su compatriota, Clinton Hart Merriam. Básicamente, una zona de vida es un área de terreno dentro de una elevación montañosa en donde se comparte un mismo clima, suelo, ecosistema, flora y fauna dado un rango de altitud. Así, a medida que ascendemos encontramos diferentes biomas ya que al subir una montaña aumenta la humedad y disminuye la temperatura promedio. Así, en la Sierra de Maderas de Carmen y del Burro encontramos el Desierto Chihuahuense, con sus agaves, izotes, nopales, gobernadora, hojasén, biznagas y otras plantas que almacenan agua en sus tejidos en los valles y llanuras en las altitudes más inferiores; posteriormente, un poco más arriba, existe una sabana de encinos bajos y enebros mezclada con pastos y algunas cactáceas; luego viene un bosque más denso de encinos más altos con arbustos; más arriba se encuentra el bosque de pino-encino, y por último, nos encontramos con el frío bosque de pino y con el mixto de coníferas, de especies de árboles amantes del frío y la humedad como el abeto, el pinabete, el ciprés, el álamo temblón y el arce, que ocupan las cimas más altas, a miles de kilómetros hacia arriba del árido desierto circundante.

2. Norte de Sonora y Chihuahua/Sur de Arizona y Nuevo México, México-E.U.A

Norte de Sonora y Chihuahua/Sur de Arizona y Nuevo México, México-E.U.A
0
0 Votes
Esta región corresponde a la zona llamada como "islas en el cielo madreanas", y constituye la porción más al norte de la Sierra Madre Occidental, que se fragmenta en montañas y macizos rocosos aislados y disjuntos en el noroeste de México y el suroeste de los Estados Unidos. En esta región confluyen numerosas influencias florísticas debido a la enorme variedad de altitudes, relieves, climas, lluvias, así como aislamiento de estos promontorios que se elevan en medio de los desiertos chihuahuense y sonorense. Así, podemos encontrar vegetación árida en las zonas más bajas (órganos, cardones, nopales, gobernadora, hierba del burro, palo verde, mezquite, uña de gato, hojasén, biznaga, etc.); a continuación está una planicie de enebros y encinos achaparrados con vegetación árida; más arriba encontramos influencias típicas de las Sierras Madres Occidental y Oriental en sus numerosos pinos y encinos (ampliamente distribuidos en México) adaptados a la sequía estacional y a los intensos rayos del sol; posteriormente, y en los niveles más elevados de estas montañas aisladas tenemos influencias de las Montañas Rocallosas hacia el norte, y advertimos la presencia de abeto blanco, álamo temblón, pinabete de Engelmann, arce de las Rocallosas, así como de pinos encontrados en esa cordillera y que están ausentes en la mitad sur de la Sierra Madre Occidental.

Publicidad

3. Fan Si Pan, Vietnam

Fan Si Pan, Vietnam
0
0 Votes
En el extremo norte de esta nación del sureste asiático, a la cual todo mundo identifica con densas junglas tropicales (sobre todo por las imágenes de las películas sobre la famosa "Guerra de Vietnam" que enfrentó a los E.U.A y a la entonces Unión Soviética por el control de esta nación) se encuentra una montaña llamada Fan Si Pan, conocida como "el techo de Indochina". Con una altitud máxima de 3,143 m sobre el nivel del mar, se encuentra a una latitud equivalente a la del estado de Aguascalientes. Sus faldas más bajas están ocupadas por selvas tropicales secas, que pierden las hojas en la estación seca y tienen árboles más bajos y menos densos que las verdaderas selvas siempre verdes hacia el sur ; subiendo un poco más arriba encontramos una selva subtropical siempre verde compuesta de encinos, cítricos, árboles de la familia del té, aquellos de la familia del aguacate, así como otros relacionados con el alcanfor. si continuamos hacia arriba llegamos a bosques mixtos templados de coníferas y árboles caducifolios de hoja ancha, bastante parecidos a los que hay mucho más al norte en el sureste de China o en los Himalayas, dominados por encinos, falsos castaños, magnolias, abedúles, pinos, hayas, nogales, arces y especies raras como el liriodendro chino, el liquidámbar de Formosa o el árbol alondra; si continuamos ascendiendo veremos bosques de coníferas compuestos de abetos, píceas, falsos abetos, cedros y pinos con un sotobosque de rododendros, para terminar en sus cimas más elevadas con un páramo alpino de musgo, helechos y rododendros aislados sin árboles.

4. Monte Rogers, E.U.A

Monte Rogers, E.U.A
0
0 Votes
En el suroeste del estado de Virginia, en plenos montes Apalaches, se encuentra esta montaña relativamente baja para estándares mexicanos (mide apenas 1,746 m sobre el nivel del mar), pero que no obstante ello ejemplifica muy bien el concepto de zonas de vida y de "islas en el cielo" aquí tratado: Se trata de un islote aislado de vegetación boreal de coníferas y árboles caducos de maderas duras más bien encontrado en el centro de Canadá que en este estado sureño norteamericano, miles de kilómetros más al sur de sus poblaciones principales. Las zonas más bajas , hasta alrededor de los 600 metros, son bosques mixtos de roble, hicoria, nogal, castaño, pino, liquidámbar, manzanillo entre otras especies de tierras bajas; entre los 600 y los 900 metros de altitud encontramos, además de las especies ya mencionadas, una mezcla más diversa con haya americana, arce del azúcar, liriodendro, adebúl dulce, pinabete rojo, magnolias, tilo blanco, fresno americano, campana de plata, palo amarillo, etc. A partir de los 900 metros el bosque se vuelve una mezcla de especies muy tolerantes al frío como el arce rojo, abedúl amarillo, el arce de Pennsylvania, el haya americana, el tilo blanco y el arce azucarero, pero con cada vez mayor presencia de abetos de Fraser y pinabetes rojos; finalmente, estas dos últimas especies, ambas coníferas, dominan en las zonas más elevadas de esta montaña, así como de otros macizos aislados en los Apalaches que superan los 1,000 metros de altitud