Ésta es la razón por la que en E.U.A discriminan a los mexicanos, pero no a los chinos

Publicidad

Es tema sobado y muy sobradamente debatido, comentado y analizado tanto en medios nacionales como en los Estados Unidos la fuerte discriminación y xenofobia que nuestros compatriotas sufren en dicho país, muy frecuentemente estresando la ignorancia, miedo, prejuicios y profundo desconocimiento de parte de los estadounidenses anglosajones (o al menos de una parte de ellos) sobre nuestro país y sus habitantes pero, ¿Qué tanta razón hay en las críticas norteamericanas hacia nuestros paisanos? ¿Cómo querdan parados los mexicanos en Estados Unidos frente a otras comunidades extranjeras prominentes allá?

 

En este artículo comparamos algunos valores mexicanos frente a uan comunidad pequeña en tamaño aún pero muy destacada en la vida económica y social norteamericana como la china, la cual, pese a ser también discriminada y vista como inferior por los grupos supremacistas blancos de los Estados Unidos, no ha sufrido del mismo estigma que nuestros connacionales en el seno de dicha sociedad, en parte debido a un credo cultural mucho más cercano al estadounidense que al mexicano o al latinoamericano en general.

Publicidad

1. 1. - Los chinos aman la educación, los mexicanos la diversión

1. - Los chinos aman la educación, los mexicanos la diversión
Mientras que el gasto promedio de una familia mexicana (sea residente aquí o en los E.U.A) luego de satisfacer las necesidades básicas está destinado a las fiestas, las vacaciones y el alcohol, los chinos no gastan, sinoq ue i nvierten en la educación de sus hijos. Para un chino, tener los máximos niveles educativos es cuestión de honor familiar y estatus social elevado, y la competencia entre familias dentro de la comunidad por tener hijos en las universidades de mayor prestigio posible es brutal; actualmente los chinos comprenden entre un 50 y un 80% de la matrícula de los postgrados y un 20% de la de licenciaturas en el vecino país del norte, pese a ser menos del 1% de la población total. El mexicano en cambio ve la educación como un gasto molesto e innecesario, y posee los niveles educativos más bajos de cualquier población hispana en E.U.A.

2. 2. - La discreción del chino vs el alarde mexicano

2. - La discreción del chino vs el alarde mexicano
El chino es un sujeto en general discreto, introvertido y volcado enteramente hacia el interior de su comunidad; esto los hace parecer arrogantes, chauvinistas y despectivos de la cultura local (y de hecho, lo son); sin embargo, ello también los hace sumamente respetuosos de las leyes y del órden públicos, y en general aunque no aporten a la ciudad o pueblo en términos de participación social, tampoco la perjudican con crímen o problemas sociales. En contraste, el mexicano es ruidoso, irrespetuoso del espacio individual, así como de las leyes locales; frecuentemente está asociado a pandillas y crímenes, y siendo el 8% de la pobación estadounidense representa el 20% de la población carcelaria de dicho país.

3. 3. - Cultura del trabajo vs cultura del descanso

3. - Cultura del trabajo vs cultura del descanso
Ambas nacio nalidades trabajan mucho en los Estados U nidos , como era de esperarse en dos comunidades con altos índices de indocumentados en dicho país, pero la concepción del trabajo entre ellos no podrías ser más diferente: Para el chino, el trabajo es sagrado, y lo ve como única fuente de riqueza y superación social. Para el mexicano es un castigo inexorable y natural de la vida, pero sueña con dar un golpe de suerte con el menor esfuerzo posible que le permita una vida de holganza.

4. 4. - Cultura formal vs cultura informal

4. - Cultura formal vs cultura informal
Para el chino, la palabra, la reputación y el honor de una persona son fundamentales en su interacción social cotidiana, lo cual se refleja en una personalidad seria y de alto compromiso en todo lo que hace a fin de tener la respetabilidad de la comunidad. Para el mexicano, esos conceptos son totalmente huecos, pues el ideal para él es el éxito social pasando por encima de todo un mundo en el que desconfia por completo (salvo que sea su núcleo familiar), y que, está convencido, lo explotará si les da la oportunidad y no explota él primero a los demás. La informalidad y la ambigüedad en el cumplimiento de su palabra es la norma, por lo quie no resulta raro que el mexicano casi nunca se comprometa a nada ni con nadie.

5. 5. - Estatus social radicalmente distinto

5. - Estatus social radicalmente distinto
Debido a la alta calidad en promedio de la mano de obra china gracias a sus elevados niveles educativos, suelen ocupar altos niveles de jerarquía, responsabilidad y de ingresos en la academia y el mundo empresa. Es común encontrar numerosos profesores con doctorado como investigadores de primer nivel en loas universidades estadounidenses, así como profesionistas altamente especializados en las ciencias exactas, la consultoría y las ciencias biomédicas. Por el contrario, salvo honrosas excepcione, el mexicano ocupa puestos laborales no calificados de bajo nivel como conserjes, cocineros, jornaleros agrícolas o trabajadores de la construcción. Aunque ambas nacionalidades son indispensables para los Estados Unidos, la productividad y la contribución por persona de un trabajador chino es exponencialmente mayor en promedio que la de un mexicano.

6. 6. - Ausencia de estigmas relacionados con el narcotráfico

6. - Ausencia de estigmas relacionados con el narcotráfico
Pese a que es innegable la existencia de las triadas chinas en los Estados Unidos, y que algunos de sus ciudadanos están involucrados en el crímen organizado en dicho país, no se compara con el tráfico de drogas y la presencia activa de los cárteles mexicanos de la droga, los cuales además también trafican a ambos lados de la frontera con armas y dinero. La gran población carcelaria de origen mexica no tampoco contribuye a otorgarnos una visión positiva entre la sociedad estadounidense.
Publicidad

Aporta una imagen

Select an image.

¿Qué te pareció?