Ésta es la terrible razón por la que Margarita Zavala renunció a la candidatura presidencial

Publicidad

Hace una pocas horas la candidata independiente y ex-primera dama, Margarita Zavala abandonó la carrera por la Presidencia de la República que se definirá en Julio del presente año, y a pocos días del segundo debate presidencial, el cual se llevará a cabo este próximo domingo en Tijuana, Baja California.

Según la misma ex-candidata, su retiro de la contienda presidencial se debió, literalmente, a "por un principio de congruencia y honestidad política...Por eso he decidido y aprovecho aquí para decirle a los ciudadanos que retiro mi candidatura de la contienda por un principio de congruencia, de honestidad política y para dejar en libertad a quienes generosamente me han apoyado y tomen su decisión como se debe tomar en esta difícil contienda".

De este modo, procedemos a continuación a especular sobre las posibles razones reales que tuvo Zavala al abandonar su candidatura, siendo además la única mujer contendiente este año, pues podemos suponer fácilmente que, como buena política, mintió sobre su retiro de la contienda presidencial de nuestro país.

Publicidad

1. Unión con Anaya frente a AMLO

Unión con Anaya frente a AMLO
"Curiosamente", y pese a que la misma Zavala anunció el pasado 26 de Abril que jamás declinaría su candidatura a favor de la de cualquier otro candidato presidencial, su renuncia a la contienda electoral se da apenas un día después de que el abanderado por el PAN, Ricardo Anaya, hablara de buscar la unión de Zavala a su propia campaña; siendo el segundo lugar en todas las encuestas, Anaya eventualmente buscaría formar un frente único, con él mismo a la cabeza, en contra de su némesis (y del de todo el "establishment" nacional), López Obrador, pues el escaso 5% de apoyo a Zavala bien poco puede ayudarle cuando en redes sociales y medios internacionales AMLO le saca una ventaja de 3 veces la intención de voto de Anaya.

2. Imposibilidad total de triunfo

Imposibilidad total de triunfo
Seamos sinceros: Con apenas el 5% de la intención de voto, la falta de recursos por tener una candidatura fuera del respaldo de un partido político registrado ante el INE, el descrédito, odio y desprestigio hacia el régimen de su marido (sumado a su clara ilegitimidad electoral), sin mencionar el desdén a la mujer y a que alcance puestos de poder enmedio de una cultura sumamente patriarcal, machista y misógina, es imposible hoy en día que una mujer, y en específico ella misma logre tener la menor esperanza de llegar a la Presidencia del país, y más teniendo, como ya se dijo, el estigma de una presidencia llena de debacle económica, desprestigio internacional y de una guerra sucia contra el crimen organizado desastrosa, de rotundo fracaso y en donde perdieron la vida decenas de miles de civiles.

3. Margarita Zavala: Más de lo mismo con el PRIANPRD

Margarita Zavala: Más de lo mismo con el PRIANPRD
Como sucede con el caso de Anaya y Meade, Zavala representa más de los mismo: Pobreza extendida, ilegitimidad política, violencia desbordada, inseguridad generalizada, raquítico crecimiento económico, corrupción como la esencia del régimen y del sistema político-económico-social mexicano, falta de movilidad socioeconómica, amplios privilegios para ella como parte de la clase política nacional, así como la continua marginación en el campo y la ciudad, reflejada en la emigración masiva a E.U.A y el preominio de la economía informal como generador de empleos y de ingresos en México. Todo ellos es correcto, pues mientras fue Priemra Dama jamás cuestionó la Guerra Sucia de su marido, ni protestó por las bajas civiles, ni por el apoyo manifiesto de su esposo hacia ciertos sectores del crímen organizado, además de haber sido firmante del nefasto y traidor "Pacto por México" mediante el cual se entregó, a cambio de nada, el petróleo y la petroquímica nacionales a las empresas privadas transnacionales, especialmente a las de los Estados Unidos. Con esos terribles antecedentes, que simbolizan la continuidad del saqueo a nuestro país, no es de extrañar que exista desconfianza, odio, miedo y rencor hacia ella de la gran mayoría de los mexicanos.

4. En defensa de los privilegios de la clase en el poder actual

En defensa de los privilegios de la clase en el poder actual
AMLO vaya que sí es un peligro, pero no para México, sino para quienes, enquistados en el poder, están aterrorizados con perder sus muy amplios e ilegales privilegios en forma de concesiones, tranzas, mochadas, tráfico de influencias y jugosos contratos amañados basados no en la eficiencia económica y el incremento en el bienestar del consumidor, sino en llenarse las manos de dólares, acciones y altos puestos directivos con las empresas con las que hacen sus corruptelas. La devastadora carera y ventaja de AMLO ya ha encendido desde hace tiempo los focos rojos en el régimen, y no sería extraño que la renuncia de Zavala sea la primera de muchas (El Bronco y Meade serían los siguientes) con miras a sumarse al proyecto de Anaya; la pregunta está en si asumirán el altísimo costo social de movilizaciones ciudadanas sin presidentes con tal de mantener al régimen actual bajo una presidencia que, de ganarla Anaya, será la más ilegítima de toda la historia contemporánea del país.

5. Inutilidad para el sistema

Inutilidad para el sistema
La candidatura de Zavala jamás arrastró a una gran cantidad de votantes como para que pudiese ser considerada un instrumento útil al actual sistema político-económico nacional para minar gravemente el apoyo popular hacia AMLO, fruto natural de representar un muy soso e irritante continuismo, sino también por su total carencia de inteligencia, propuestas, nacionalismo, legitimidad, credibilidad y de carisma, por lo que fue desechada y descartada para poder continuar con el proyecto que George Soros y la Banca Rotschild (los verdaderos dueños de México) tienen destinado para el país, y cuya principal esperanza descansa ahora en la campaña de Ricardo Anaya.

6. Temor hacia Anaya

Temor hacia Anaya
Debemos recordar de que, tras la presidencia de su marido y el total control que éste ejercía sobre el PAN a nivel nacional, grupos anti-calderonistas encabezados precisamente por el ex-presidente nacional del PAN y hoy candidato a la presidencia, Ricardo Anaya, desterraron por completo a Calderón y a su séquito de seguidores, incluido evidentemente su mujer. Es posible que la intimidación de Anaya y hasta la posible existencia de represalias en la forma de duras revelaciones sobre la gestión de su marido por parte del actual abanderado panista hayan hecho decidirse a Zavala para mantenerse al margen de la actual contienda presidencial.
Publicidad

¿Qué te pareció?