Las 5 razones por las que te castigarían en un país musulmán

Publicidad

El Islam es la religión fundada por Mahoma y que basa su fé en el seguimiento del Corán el cual está dividido en 114 Suras que, según dicen sus seguidores, le fue revelado al mismo profeta por el arcangel Gabriel.

Islam en arabe, significa “rendirse”, es decir, es el sometimiento total del hombre a la religión. Para el Islam, el hombre fue creado para adorar a Alá (su Dios).

Desde la Edad Media, los musulmanes han pretendido expandirse por el mundo occidental “siguiendo” los mandamientos que el propio Corán “indica”, el cual no sólo regula la religión, sino la economía, la sociedad, la forma de gobierno y los aparatos de justicia en los países donde el Islam es religión oficial.

Te presentamos 5 razones por las que el 85% de la población mundial sería castigada, mutilada o ejecutada en un país musulmán.

1) Tomar alcohol.

Sura 5:90-91: “¡Oh, creyentes! Los embriagantes y los juegos de azar son una obra inmunda de Satanás. Absténganse de ello y así tendrán éxito. Satanás sólo pretende sembrar entre ustedes la enemistad y el odio valiéndose del vino y de los juegos de azar”.

Aquel que ose echarse una copa de brandy de jerez en una noche fría será acreedor a 40 azotes.

2) No creer en Alá

Sura 9:5: “Mata a los politeistas dondequiera que los encuentres; capturalos y castigalos; esperalos para emboscarlos. Si se arrepienten, déjalos seguir su camino”.

Para ellos, politeistas es todo aquel que no crea en Alá como el único Dios, por lo tanto hasta los ateos serían llevados ante el cadí (juez) del lugar para que disponga del “infiel” como mejor disponga.

3) Ser amables con un musulmán

Sura 4:34: “Creyentes; No toméis como amigos a los judíos y a los cristianos. Quien de vosotros trabe amistad con ellos, se hace uno de ellos. Dios no guía al pueblo impío. No acepten su amistad ni auxilio”.

Lo curioso es que países como Alemania, Italia, Australia, Holanda, Noruega, Estados Unidos, Canadá, entre otros, no han parado de recibir inmigrantes o refugiados musulmanes que huyen de sus países de origen, eso sí, al llegar a esos países no dejan su religión y exigen respeto irrestricto hacia sus costumbres y creencias.

4) Hablar por teléfono o jugar con tu célular mientras estás en el baño

Este “ordenamiento” está dentro de las leyes dieteticas musulmanas: “Uno debe permanecer en silencio mientras se está en el inodoro. Hablar, responder saludos o distraerse está penado”.

5) No hacer ayuno durante las vacaciones de verano

FOTO-01-COMUNICADO-0592-SEDET

El Corán marca entre sus pilares de fé que durante el mes del “Ramadán” se deberá ayunar durante los días permitiendo solamente un desayuno frugal antes de que salga el sol y nada más durante el día. Este “mes” es lunar por lo que cambia de fecha cada año, pero siempre coincide entre los meses de junio y julio de cada año.
Ahora ya lo sabes, ese coctel de camarones en la playa estarían penados en lun país musulmán. Menos mal que Vallarta y Cancún no están en Indonesia.

Extra: Para justificar los atentados terroristas, la “guerra santa” y las conquistas militares, usan los siguientes versículos:

Sura 9:123 y Sura 4:56. “Creyentes: Combatan a los infieles que tengan cerca. Que los encuentren duros. Sepan que Alá está con los que Le temen”; “A quienes no crean en nuestros versículos les arrojaremos al fuego”.

Qué alegría vivir en un país occidental.

Fuentes:

* http://www.religionenlibertad.com/este-es-el-islam-no-existen-musulmanes...
* http://www.organizacionislam.org.ar/popupcor.html

Publicidad
Imagen de Santino The Windwaker
Santino The Windwaker 06/12/2015 0 visitas

¿Qué te pareció?