Mark Twain, el escritor estadounidense que estaba obsesionado con los gatos

Publicidad

Samuel Langhorne Clemens, nacido en 1835, y mejor conocido por su seudónimo de Mark Twain, fue un popular escritor, orador y humorista estadounidense. Escribió obras de gran éxito como “El Príncipe y el Mendigo” o “Un Yanqui en la Corte del Rey Arturo”, pero es mucho más conocido por su novela “Las Aventuras de Tom Sawyer” y la secuela, “Las Aventuras de Huckleberry Finn”.

Consiguió un gran éxito como escritor y orador; su ingenio y sátira recibieron alabanzas de críticos y colegas, y se hizo amigo de presidentes estadounidenses, artistas, industriales y realeza europea.

Twain nació durante una de las visitas a la Tierra del cometa Halley y predijo que también se iría con él; murió al siguiente regreso a la Tierra del cometa, 74 años después. William Faulkner consideró a Mark Twain como el padre de la literatura norteamericana.

Pero además de ser un exitoso escritor que cosechó muchos triunfos con sus novelas, Mark Twain tenía una obsesión secreta que ahora ya no es tan secreta: era un amante férvido de los gatos.

Así es, en aquellos entonces durante los años 1900, los gatos no eran tan populares como ahora los ha hecho internet, pero también eran mascotas muy queridas por las personas, y en este caso particular, por el escritor Mark Twain.

Y si creías que habías visto todo, para comprobar el profundo amor que Twain le tenía a los gatos, existen estas fotografías del escritor con diferentes mininos, fotos que fueron tomadas alrededor del año 1900.

Publicidad

1. Samuel Clemens.

Samuel Clemens.

Crédito: Bored Panda.

Ese fue su verdadero nombre, aunque fue conocido en todo el mundo como Mark Twain. Nació el mismo año en que el cometa Halley pasó por la Tierra e incluso él mismo dijo que se iría también con él y así fue, murió un día después de que el cometa Halley volviera a visitar nuestro planeta 74 años después.

2. Amor por los gatos.

Amor por los gatos.
Pocos conocían su amor por los gatos, era tanto que incluso alguna vez dijo que si se pudiera cruzar al hombre con un gato, este mejoraría y el gato se deterioraría.

3. Todos sus gatos.

Todos sus gatos.
A lo largo de su vida tuvo hasta 19 gatos y los bautizaba con mucha peculiaridad, entre ellos tuvo a Apollinaris, Beelzebub, Blatherskite, Buffalo Bill, Satan, Sin, Sour Mash, Tammany, Zoroaster, Soapy Sal, Pestilence, y Bambino.

4. Gatos al papel.

Gatos al papel.
Debido a su amor infinito por los gatos, estos también tuvieron papeles importantes en sus novelas, entre ellas una de sus historias póstumas "Concerning Cats: Two Tales by Mark Twain", que incluía dos historias sobre gatos que solía contarles a sus hijas antes de que durmieran.

5. Gatos rentados.

Gatos rentados.

Crédito: Try Not Laughs.

Personas cercanas a Twain dicen que amaba tanto a los gatos que cuando se iba de viaje y no podía llevarse a los suyos, "rentaba" a los gatos de otras personas para que lo acompañaran.

6. Otros escritores.

Otros escritores.

Crédito: Bored Panda.

Además de Mark Twain Ernest Hemingway, T. S. Elliot y Patricia Highsmith también eran escritores amantes de los gatos.

7. Su gato favorito.

Su gato favorito.

Crédito: Cultura Cat.

La revista "Smithsonian" afirmó que el gato favorito de Twain fue Bambino, quien también fue de su hija Clara.

8. Bambino perdido.

Bambino perdido.

Crédito: John Greco Autor.

Bambino llegó a perderse, así que Mark Twain publicó un anuncio en el periódico para poder encontrarlo que decía: “Grande e intensamente negro, de pelaje grueso y aterciopelado, tiene una débil franja de pelo blanco recorriendo su pecho, y no es fácil de encontrar bajo una luz ordinaria.”

9. Un hogar...

Un hogar...

Crédito: Zona Trik.

En su libro de 1894 "Pudd'nhead Wilson" hay una frase que recita: "Un hogar sin un gato, un gato bien alimentado, bien querido y propiamente reverenciado, puede ser un hogar perfecto, pero, ¿cómo puede demostrarlo?"
Publicidad
Imagen de mitzi
mitzi 21/03/2019 0 visitas

¿Qué te pareció?