El misterio ATERRADOR de estas gemelas que ni la ciencia ha podido explicar

Publicidad

La vida es hermosa porque está llena de preguntas que ni la ciencia ni la religión han podido explicar todavía. Este es el caso de lo que sucede después de la muerte, algo que a todos nos da miedo pero al mismo tiempo nos llena de curiosidad.Hoy vamos hablar de la reencarnación, que ha sido tema de muchos estudios. Uno de los más recientes fue realizado por Sam Parnia de la Universidad de Southampton en el Reino Unido. En su investigación, de 2 mil pacientes que sufrieron un infarto y sobrevivieron, el 39% aseguró que durante el infarto estuvieron conscientes. Algunos comentaron que pudieron observar lo que ocurría mientras los doctores hacían todo lo posible por resucitarlos, otros pudieron ver su cuerpo desde una parte superior y otros tantos percibieron perfectamente todo lo que pasaba en la sala de operaciones. La mayoría de las personas creen que todo llega a su fin con la muerte, sin embargo la ciencia no ha podido explicar algunos casos que demuestran todo lo contrario. 

Ian Stevenson, un psiquiatra de renombre se dio a la tarea de investigar más de 500 mil casos de niños que parecen haber reencarnado, siendo uno de los más sonados el de unas gemelas de apellido Pollock. 

Publicidad

1. Mientras daban vuelta a la esquina de la calle, un carruaje las atropelló y descuartizó.

Mientras daban vuelta a la esquina de la calle, un carruaje las atropelló y descuartizó.

Las niñas murieron al instante. John y Florence Pollock recibieron la noticia y sus corazones se destruyeron. Parecía que no se sobrepondrían ante esta tragedia, estaban devastados y desconsolados, pero el destino tenía para ellos uno de los casos más extraños de los que se tiene noticia.

2. Pasó más de un año cuando la pareja descubrió que estaba nuevamente embarazada.

Pasó más de un año cuando la pareja descubrió que estaba nuevamente embarazada.

dos gemelas que nacieron el 4 de octubre de 1958. Con diez minutos de diferencia, Gillian y Jennifer se convirtieron en el nuevo anhelo de la familia. Sin embargo, cuando tenían tres años y comenzaron a hablar, sus padres se dieron cuenta de un extraño fenómeno: las niñas eran capaces de recordar el pasado de quienes habían muerto el 5 de mayo.

3. Conocían su hogar y a la gente del pueblo.

Conocían su hogar y a la gente del pueblo.

Los mismos hábitos y costumbres, la manera en la que hablaban y se protegían la una a la otra. Una aparentaba ser más grande, la otra aceptaba la guía sin ningún problema.

4. Gillian recordaba la vida de su hermana Joanna, fallecida a los once años, mientras que Jennifer la de Jacqueline de seis.

Gillian recordaba la vida de su hermana Joanna, fallecida a los once años, mientras que Jennifer la de Jacqueline de seis.

Identificaban los juguetes de las otras dos niñas y las muñecas recibían el nombre que Joanna y Jacqueline les habían dado. En automático reconocieron cuál era de quien.

5. Extrañamente, las niñas también tenían marcas en el cuerpo que coincidían con las de sus hermanas.

Extrañamente, las niñas también tenían marcas en el cuerpo que coincidían con las de sus hermanas.

Jennifer tenía marcas en la nariz (Jacqueline, la que había muerto, tenía unos puntos de sutura por golpearse en el rostro a los tres años). Gillian tenía un lunar en el costado izquierdo de la cintura (Joanna era la única de la familia que también la tenía).

6. En una ocasión, sus padres las escucharon hablar sobre el accidente, describían las sensaciones del sentimiento del accidente.

En una ocasión, sus padres las escucharon hablar sobre el accidente, describían las sensaciones del sentimiento del accidente.
Publicidad
Imagen de Loner
Loner 20/02/2017 0 visitas

¿Qué te pareció?