El joven macabeo #sinhashtag

Publicidad
Publicidad

por Andres Bethancourt

miram

Hoy 29 de septiembre se conmemora el natalicio de Miguel Gregorio de la Luz Atenógenes Miramón y Tarelo mejor conocido como Miguel Miramón o simplemente “el joven macabeo”  a quien llamaban así por su ferocidad y destreza al defender sus ideales y que remembraba al joven héroe bíblico Judas en las campañas militares en la defensa de su religión.

Miramón fue de las figuras históricas más importantes de México a mediados del S. XIX y uno de los más grandes bastiones del grupo conservador.  General e incluso presidente de nuestro país y que como muchos otros personajes de nuestra historia tenemos en el olvido. y que cuando sale a plática siempre es visto como un traidor a la patria por sus ideales conservadores y sobre todo por apoyar al emperador Maximiliano.

Un personaje olvidado porque como casi todo en nuestra historia en donde todo lo vemos blanco o negro, Miramón queda en el lado oscuro en el lado de los villanos y traidores, a pesar de ser otro “niño héroe” que defendió  y se batió heroicamente en contra del enemigo invasor en el castillo de Chapultepec.

Un brillante y sobresaliente estratega militar que con 26 años llego a convertirse en general y al que las circunstancias del país lo llevaron a inclinarse por el bando conservador donde destacó y tomó fama durante la guerra de reforma, misma que lo llevó a convertirse en el presidente más joven de la historia de México en 1859 cuando contaba tan solo con 27 años, sin que esto le impidiera como buen militar continuar al mando de su grupo conservador en el frente de batalla.

Publicidad

Miramón cuyo pecado y error fue pertenecer al partido conservador, y estar en contra de los liberales a quienes consideraba un verdadero peligro para México, fue capturado y fusilado como traidor en el cerro de las campanas junto a Maximiliano en 1867 y justo antes de su ejecución compartió sus últimas palabras:

Mexicanos: en el Consejo, mis defensores quisieron salvar mi vida; aquí pronto a perderla, y cuando voy a comparecer delante de Dios, protesto contra la mancha de traidor que se ha querido arrojarme para cubrir mi sacrificio. Muero inocente de ese crimen, y perdono a sus autores, esperando que Dios me perdone, y que mis compatriotas aparten tan fea mancha de mis hijos, haciéndome justicia. ¡Viva México!

Miramón fue un hombre que lejos de ser un traidor siempre se preocupó y vio por el porvenir de su país bajo los ideales que él pensaba eran lo adecuado y así lo demostró en su manifiesto conocido como la “Hermosa Reacción” donde sin dejar su lado conservador expresaba su deseo por una verdadera reforma en beneficio de la transformación nacional,  alejándose de las posiciones radicales de sus compañeros de partido, coincidía incluso en algunos puntos con sus opositores liberales y llego al punto de poner a Estados Unidos como un modelo a seguir, no como una imagen a imitar solo como un ejemplo de desarrollo por el bienestar nacional, pensamiento que lo orillo a unirse a Maximiliano ya que estaba convencido que él era el único que podía organizar a México viendo por los auténticos y verdaderos intereses de los mexicanos.


Publicidad
Imagen de Isaac
Isaac 29/09/2013 1495 visitas
Haz click aquí para mostrar los comentarios.
Cargando...