Rumbo al totalitarismo alimentario: Lo que pasa cuando el Estado quiere ser tu niñera

Publicidad

La nueva guerra contra la responsabilidad individual en los hábitos alimenticios

 

Por ahora es en Estados Unidos, pero no tardan en importarla, como todas las modas que tiendan a hacer al Estado cada vez más grande e invasivo con la vida de las personas. Y, lo peor, con gente que lo apoya y lo ve bien.

 

La nueva guerra es contra las grasas trans. La declaró Barack Obama: Las llamó amenazas para la salud pública.

 

La FDA (Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos) planea "pedir" a las empresas que las eliminen casi por completo, en un nuevo caso intervencionista.

 

En lugar de permitir a las empresas decidir que producir y a la gente decidir que es lo que va a comer y afrontar las consecuencias de sus acciones, lo que ocurrirá es que la FDA quitará a las grasas artificiales de la categoría "generalmente reconocida como segura", por lo que ahora se le deberá "pedir permiso" al gobierno para incluirlas en alimentos.

 

Más burocracia, más estado, más intervencionismo, más costo de producción, más precio para el consumidor, menos libertad. Este es el futuro que están eligiendo.

 

El problema de que si otro se enferma tú lo tengas que pagar no se resuelve restringiendo la libertad en nombre de la "salud pública", sino más bien, disminuyendo el tamaño del Estado y desapareciendo la "salud pública": Que cada persona tenga la libertad de contratar su seguro médico donde mejor le convenga y asumir los costos y mermas a la salud que provoquen sus hábitos alimenticios.

 

 

Publicidad
Imagen de popinskysoda@gmail.com
[email protected] 16/06/2015 0 visitas

¿Qué te pareció?