7 diferencias terribles entre los adolescentes de antes y los de ahora

Publicidad

Los chavos de hoy en día ya no conocen la vida. Bueno, no tanto así, pero no hacen cosas que nosotros experimentábamos en el pasado, ni saben de los momentos que para nosotros eran únicos.

No sabemos en qué momento todo cambió, de pronto un día todo ya era diferente. Veamos algunas de las diferencias entre nosotros y los chavos de hoy en día.

No saben vivir sin Internet

El Internet se está comiendo al mundo, pero a los niños de ahora, los saborea con un cierto gusto en particular. Ya no saben lo que es intercambiar discos en el chopo (para los que somos del grupo de los "vagos") o para los más "fresas", el ir al Tower Records. No conocen el sentimiento de introducir un cassette en el walkman y ponerte tus audífonos. Ahora abren una aplicación y escuchan toda la música del mundo. 

Y la música es sólo un ejemplo de los miles que hay, pues todo lo tienen ya en aparatos. Nunca fue tan cierta la frase de tu tía o tu mamá :" los niños de ahora ya nacen con el chip integrado".

Ya traen carro

El poder usar el auto era un privilegio que pocos tenían en tiempos arcaicos. Solo el hermano mayor o el más capacitado, podía darse una vueltas por ahí tras aprender a manejar. Si querías ir a una fiesta o al cine, debiste hacer los méritos suficientes para que tus padres te confiaran ese poder. Porque a pocos les gustaba que sus padres o algún hermano los llevara.

Tomarlo sin permiso era un acto de rebeldía digno de presumir y que traía la suficiente emoción como para soportar el castigo impuesto. Ahora niños desde la secundaria ya traen al carro. Quieren ir al cine, solo avisan. Ya no hay sufrimiento y esfuerzo.

Van a pedas… ¡en lunes!

Si eres de un tiempo ahora considerado "arcaico", seguro a ti te tocaron las tardeadas. Regularmente eran los viernes y comenzaban por ahí de las 5:00 de la tarde. El alcohol no era algo necesario, con la música y el ambiente se tenía suficiente. Por ahí de las 10:00 pm el lugar se comenzaba a poner solitario, a las 00:00 ya todos estaban de regreso en su casa.

Ahora cualquier día de la semana es ideal para ármar una "peda" en casa del que tenga papás que trabajan. Si no, se esperan al viernes o sábado y se árma la masiva con mucho alcohol. El ambiente comienza desde las 10:00 pm y es hasta que alguien muera.

Ya no conocen las monografías

Hablando del Internet, eso recuerda a las monografías y biografías. Salías de tu casa en búsqueda de la papelería que tuviera la monografía o biografía que te pidieron en la escuela. Ya por ahí se te pegaban unos dulces o el sobre con estampitas del álbum que estuvieras coleccionando. Eso era toda una experiencia.

Llegabas a tu casa, recortabas, y si eras de los tontos, la pegabas antes de copiar todo lo que decían atrás. Eso era parte del aprendizaje. Ahora entran a Wikipedia e imprimen una foto, qué aburrido.

No hay temor a los padres

Antes, a los padres se le debía el respeto. No te atrevías a contestar porque sabías lo que podía pasar. Los castigos eran ejemplares y de verdad dolían en el alma. No solo se trataba de contestarles, era hacer la tarea, los deberes y todo lo que los tuviera contentos para evitar el chanclazo, las nalgadas o el cinturón.

En estos tiempos, muchos son los escuincles que sin temor alguno se burlan de sus padres, son groseros con el mundo y se encabronan si no les hacen caso. No tienen miedo de contestar y no les preocupa el tonto castigo que pudieran llegar a tener.

Les vale madre el arreglo personal

Hace años, para poder entrar a la escuela debías estar perfecto. 

Algunas primarias y secundarias hasta te revisaban el aseo y la limpieza. Te revisaban que tu uniforme estuviera en perfectas condiciones, que llevaras las uñas limpias o el cabello bien arreglado. Las faldas para las niñas iban hasta las rodillas al igual que las calcetas. Los hombres con los zapatos lustrados y sin hoyos en los pantalones. Ve ahora a cualquier secundaria. Encontrarás a niñas con el cabello de color y con faldas pequeñas. A los hombres los encontrarás con el cabello largo, uniforme con hoyos y tenis.

Si bien está perfecto que te den libertad ahora, ¿dónde quedó la formalidad y el seguir un reglamento?

No conocen la diversión humana

La diversión humana se daba en la escuela y en las calles con los amigos. Y no sólo estoy hablando de salir con las avalanchas a las calles o el jugar fútbol o con las muñecas. Actos como el ligar enviando papelitos, el escribir una carta secreta para tu amor, el platicar en el recreo o hasta para aquellos pervertidos, el verle los calzones a las compañeritas (con esa ingeniosa técnica del espejo en el zapato), eran lo que le daba sentido a esos tiempos.

Ahora sólo se envían whats, juegan en aplicaciones, ligan por Tinder y juegan fútbol sólo en consolas.

Fuente: 7boom.mx

 

Imagen de
01/07/2015 0 visitas

¿Qué te pareció?