7 razones por las que ser mamá apesta y nadie dice por hipócritas

Publicidad

"Tener un hijo es una bendición de dios", "Ser madre es lo mejor que me ha pasado" son frases que seguramente has escuchado repetir hasta el cansancio a muchas madres, sobre todo a las solteras. Muchas veces, sinceramemente lo hacen para esconder su resignación, pues ya qué les queda. 

Lo peor es que si alguna mamá se atreve siquiera a quejarse de alguna de las razones de este listado, que corto se queda, será de inmediato tachada de "mala madre". Es políticamente correcto "bendecir" la maternidad, pero a que todas ya han pasado por etapas difíciles y no les gusta.

Cambiar pañales

Es de las primeras cosas que tienes que empezar a hacer. Pero acéptalo, a nadie le gusta cambiar pañales. Quien diga que sí, está mal de la cabeza. No es bonito, es asqueroso y apestoso. 

Levantarse temprano

Qué tierno y lindo ser mamá, hasta que te das cuenta todo lo que tienes qué hacer, te pones a pensar: "¿Cuándo voy a tener tiempo para mí?". Si tus hijos entran a la escuela a las 7 de la mañana, al menos tú te tienes que despertar una hora antes para prepararlos, hacerles de desayunar y peinarlos incluso, sin recordarte que ayer te dormiste a las 12 por ayudarles a hacer, de última hora, la tarea.

Dejar de hacer cosas para recoger a los hijos

Las pocas horas de descanso que tienes para ti, se ven interrumpidas abruptamente por el instante en que te acuerdas que tienes que dejar de hacer todo para ir a la escuela por tus hijos. Y eso no es todo; peor es cuando tienes que buscar lugar o dejar el coche en segunda fila para estacionarte e ir a buscar a tu hijo que, seguramente, está jugando fútbol. 

Tener que convivir con gente que no quieres

Qué odioso tener que ir al festival del 10 de mayo o a otros eventos similares en la escuela. No te queda de otra convivir con otras mamás. Algunas de ellas serán muy platicadoras, otras muy intensas; otras muy [email protected] y algunas serán simplemente inaguantables. 

Tener que calmar a tu bebé en un lugar público

Imagen eliminada.

Serás odiada por decenas de personas que te van a empezar a observar simplemente porque tu bebé comenzó a llorar y no hay modo de que se calle, lo cual no solo es incómodo para ti, sino también para la demás gente. 

Intimidad

La verdad tus hijos no tienen la culpa y tú tampoco, pero es una consecuencia de ser madre: hay poco tiempo de intimidad con tu pareja. Te tienes que cuidar de que no se despierten o no te escuchen teniendo sexo. Cualquier oportunidad que tengas de soledad con tu pareja, es vista como un milagro. 

Tener que amamantar

Hay muchas mamás a las que no les gusta dar pecho a sus hijos, a otras sí pero son las que terminan diciendo que les duele, que es incómodo, que no les gusta hacerlo… Otras madres afirman que los senos les terminan colgando.

Fuente: 7boom.mx

Publicidad
Imagen de
15/07/2015 0 visitas

¿Qué te pareció?