Juegos que jugábamos de chiquitos y eran súper peligrosos

Publicidad

¿En qué momento y sano juicio de los papás, pensaron que estos juegos no eran peligrosos para sus hijos?

Saltar la cuerda

Qué tierno jugar a saltar la cuerda. No sólo es entretenido si no que también de beneficio físico para el cuerpo… salvo cuando te atorabas en ella y te caías para una desolada e inconsolable descalabrada.

Escondidillas

¿Nunca les pasó que se escondieron tan bien, pero tan bien que jamás se enteraron que el juego ya había acabado y se quedaron escondidos tanto tiempo que preocuparon a sus papás?

La avalancha

 ¿Te acuerdas de cuando te aventabas en este carrito llamado avalancha? Quizá te emocionaba la emoción y adrenalina de la velocidad, pero no contabas con pasar por encima de una piedra y salir volando para rasparte toda la jeta. 

En los juegos del parque

Para empezar, los juegos del parque son de metal. Te trepas en eso, te crees intrépido, te caes, te duele y vives por siempre con una cicatriz en la cara.  

Patines de 4 ruedas

¿Quién dijo que esto era divertido? Ni siquiera te los puedes poner porque te resbalas; si intentas patinar, te caes, te das sentones y te rompes el coxis. ¿Sabes cómo te arreglan el coxis? Te recomiendo buscarlo en internet; no te va a gustar. 

Las traes

Cuando jugabas a las traes, o usabas mucha fuerza para pasar "las traes" a alguien y le dabas un golpazo a alguien que desembocaba en pleitos, o de plano te caías por correr.

Quién sea que haya sido el inventor de esto, no pensó jamás en la seguridad de sus hijos. 

Cohetes

Comprar, prender y aventar cohetes era lo máximo, sobre todo a la edad 7 y 8 años. 

Lo más que hacías para "cuidarte" era taparte los oídos para no lastimarlos; pero el riesgo mayor era cuando un simple cohete te tronaba en la mano. Ay sí, qué divertido aventar cohetes y quedarte sin dedos. 

Fuente: 7boom.mx

Publicidad
Imagen de
03/08/2015 0 visitas

¿Qué te pareció?