7 datos curiosos sobre la Tomatina en España que debes conocer

Publicidad

Cada año, en Valencia, España, justo en el municipio de Buñol, tiene lugar una de las festividades más extrañas del mundo: la Tomatina. Más de 40 000 personas, no solo de España, sino de muchas otras partes del mundo, se aglutinan para arrojarse los unos a los otros unos 150 000 tomates.

Esta fiesta encierra un pasado curioso y algunos datos que resulta interesante conocer.

Su origen proviene de una pelea callejera

La versión más fiable dice que la Tomatina data de 1945, cuando en la plaza de Buñol estaba teniendo lugar un desfile tradicional llamado "Gigantes y Cabezudos". Algunos curiosos jóvenes quisieron unirse a la comitiva, pero ésta se resitió y empujó accidentalmente a uno de los participantes. Cuando se levantó, empezó a pelear con quien se encontraba cerca de él; comenzó una pelea. Casualmente había cerca de ahí un puesto de verduras, entre ellas tomates; los jóvenes los tomaron y comenzaron a arrojarlos a los enemigos. Estos también se unieron a la batalla. Todo terminó en una pelea donde se lanzaban tomates los unos a los otros, hasta que llegó la policía.

Al año siguiente, en conmemoración, los jóvenes y otras personas repitieron el evento, pero esta vez los manifestantes llevaron los tomates desde sus casas. Nuevamente, la batalla fue frustrada por la policía. Hasta ahora la fiesta ha perdurado, a pesar de que las autoridades han prohibido en múltiples veces la celebración, pues los vecinos reúnen todas sus voluntades para hacer que la tradición continúe.

Es la más grande pelea de comida del mundo

La Tomatina es la más grande lucha de comida del mundo, sancionada incluso por el Estado. Reúne a más o menos 40.000 entusiastas dispuestos a inundar las calles de rojo.

El festival atrae otras fiestas

La semana que conduce hasta este masivo y baboso festival está adornado con desfiles masivos, fuegos artificiales, paella y concursos de cocina. 

Una rebanada de jamón marca el comienzo de la lucha

A las 10 horas del día de la Tomatina, una loncha de jamón se cuelga en la parte superior de un palo resbaladizo en la plaza del pueblo. El reto es llamado "palo jabón" y tiene como objetivo subir y recuperar el pedazo de jamón con la multitud cantando para estímulo del participante, mientras éste es bañado con mangueras de agua fría. Cuando la loncha de jamón se deja caer, se hace una señal, entran camiones cargados con los tomates y enseguida comienza el caos. 

Se utilizan cerca de 40 toneladas de tomates

La lucha dura sólo una hora, y en ella alrededor de 150.000 tomates cumplen su destino. Los tomates utilizados son de baja calidad, baratos e inferiores en sabor, llevados hasta ahí desde Extremadura.

Los tomates actúan como desinfectante

Una vez que las peleas terminan, los bomberos y la gente lavan las calles con mangueras. Sorprendentemente, las calles del pueblo se ven muy limpias, pues la acidez del tomate actúa como un desinfectante.

Imitaciones del evento

Imagen eliminada.

Han existido varias recreaciones de esta fiesta en Nevada, Chicago, Costa Rica, Colombia, e incluso en Bangalore, India, en donde la organización del evento atrajo duras críticas sociales acerca del "despilfarro de los tomates", lo que llevó a la prohibición definitiva de la fiesta.

Publicidad
Imagen de Lula Tercero
Lula Tercero 26/08/2015 0 visitas

¿Qué te pareció?