7 achaques que te dan después de los 30

Publicidad

Ahora que tienes estos achaques, piensas en que ya estás viejito, que ya no estás para salir y desvelarte, empedarte y mucho menos, comer como antes.

Obesidad

A estas alturas, digamos que ya “embarneciste". Es de ley que te hinches, aunque puedes evitarlo si haces ejercicio. La realidad es que no te gusta hacerlo, te da flojera y si de casualidad lo llegas a hacer, te cansas a los 2 minutos. Es inevitable que engordes, más cuando tu alimentación es pura vitamina T (tacos, tamales, tortas, etcétera). 

Gastritis o intolerancia a la lactosa

Tu estómago ya no es lo mismo. Luego de años de castigarlo con alcohol y tacos llenos de salsa, tu aparato digestivo ya no es lo mismo. Cada vez que le echas más cerveza o un poco de salsa, cuando vayas al baño la vas a sufrir. Espérate cuando tu estómago se infla y se mantiene así por horas porque simplemente ya eres intolerante a la lactosa, y eso incluye la pizza, el cereal, etcétera; lo más rico. 

Te duelen las articulaciones

Imagen eliminada.

Cuando por fin te animas a salir a correr, al día siguiente te duele todo; y después de unos días, te das cuenta que las rodillas, los codos, los hombros y hasta los nudillos, te duelen… no sabes por qué. Después de unos días el dolor comienza a aparecer de nuevo; luego se va, y así te la llevas siempre. Ya después de unos cuantos meses te piensas a quejar de que tienes artritis. 

Desvelarte

Las desveladas ya no son como antes. Si llegas a dormirte a las 3 de la mañana, prepárate, porque al día siguiente, si yenes que madrugar, la vas a sufrir durante todo el día. Cansancio, mucho más sueño a la hora de la comida, no rindes igual, te da flojera pensar. Todo mal. 

Dolor de espalda

Si llegas a cargar algo, tu espalda sufrirá las consecuencias. Ya no tienes 15 cuando le hacías de caballito para tus amigos y aguantabas hasta al más gordo. Ahora, en tus treinta, hacer algo así es visto como ridículo y absolutamente tonto. 

Ya no aguantas la música muy alto

Imagen eliminada.

¿Te acuerdas cuando tenías 17 e ibas hasta adelante al concierto de Iron Maiden? Ahora, en tus 33, ya ni te acuerdas de Iron Maiden, y si llegas a ir a un show, usas tapones y además, te paras hasta atrás. 

La cruda te dura mil días

Qué días aquellos en que tenías 22 y las crudas eran desconocidas para ti. 10 años después y después de 4 copas de vino, al día siguiente aplicas la de: "No lo vuelvo a hacer…", y neta, al menos no lo haces en un mes porque sabes que la cruda te manda a la lona, directo. 

Fuente: 7boom.mx

Publicidad
Imagen de
15/07/2015 0 visitas

¿Qué te pareció?