7 ventajas de vivir con tus papás a los 30

Publicidad

No tengas pena de vivir con tus papás a los 30 años. Piénsalo bien, es el paraíso.

No pagas renta

Lo mejor de todo: nunca vas a pagar renta. Quizá apoyes con algunos gastos de la casa, pero ninguna cantidad tan grande como la renta. Si eso no te es suficiente para seguir en casa de tus papás, ¿qué SÍ lo va a ser? Tu recámara siempre va a ser la gloria absoluta. 

Siempre estás acompañado

Tus papás siempre van a estar ahí, jamás tendrás días de soledad en tu casa. Tendrás espacio en tu recámara, pero si quieres convivir y platicar con alguien, siempre estarán ellos. 

Hay comida todo el tiempo

Imagen eliminada.

El refrigerador siempre va a estar lleno con abundante comida, además de otras cosas como galletas, pan dulce, leche… todo lo que en tu casa no habría. 

Te llevan de viaje

Imagen eliminada.

Como vives en su casa, para cuando ellos se van de viaje, también te cuentan para llevarte. Ya sea a un pueblito sencillo, a una playa o a otro país, siempre piensan en ti para que los acompañes. Recuerda que eres su hijito. 

Si te pasa algo, ellos te ayudan

Clásico que llegas a tu casa y no tienes cómo pagar el taxi… es ahí cuando tus papás entran al rescate. No sólo te salvan sino que además no te cobran. 

Te prestan dinero

Imagen eliminada.

Y lo del taxi no sólo fue una vez. Los papás también tienen la atención de decirte si tienes dinero para lo que necesites; te ayudan para pagar la tenencia y servicio de tu coche, el pago de tu título universitario, etcétera. Y todo eso para que no te quedes en la bancarrota.

No quieren que vivas ahí… pero no te van a correr

Imagen eliminada.

A tus papás no les causa mucha gracia que vivas ahí, pero, eres su hijo. ¡No te van a correr! Ni modo que te dejen en la calle; en sus ojos siempre serás su bebé. 

Fuente: 7boom.mx

Publicidad
Imagen de
17/08/2015 0 visitas

¿Qué te pareció?