5 cosas que el Peje no quiere que sepas de Salinas

Publicidad
Publicidad

El Priato es de alguna manera conocido como una parte "oscura" dentro de la historia moderna de México. Y aunque fue una dictadura partidista, cada gobernante aportó tanto cosas malas como buenas durante su administración.

Pero ser parte del PRI no es sinónimo de corrupto, ladrón, o cualquiera de esos adjetivos que están de moda para difamar a los militantes del mismo partido. Y en este caso nos centraremos en uno de los personajes más odiados de México: Carlos Salinas de Gortari. En  este artículo no se aboga por el "PRI" ,sino del lado no-negativo de un jefe de estado, que si bien fue miembro de ese partido, no es algo para demeritar las cosas buenas que hizo por México. 

1. Redujo la deuda externa en menos de la mitad

Durante su administración, la deuda externa se redujo. Pasando de ser el 63 % del PIB en 1988 a 22% en 1994. Ësto se debe principalmente a su gran habilidad diplomatica. Se encargó de renegociar la deuda por casi 4 años con el FMI. con politicos de USA, mandatarios de países como Francia, Alemania, Canadá, Japón, Gran Bretaña, y de otros países, además de bancos comerciales.

Se le puede odiar a Salinas por cualquier razón, pero la mas grande sería su envidiable capacidad para negociar. 

2. Bajó los impuestos

Bajó el IVA del 15 al 10 por ciento, e hizo cambios al ISR para exentar a los asalariados de menos ingresos. Ademas de que se buscó cobrar bajos impuestos en actividades económicas como la producción y el comercio para impulsar la iniciativa privada y capitalización de empresas. De nuevo, el libre mercado viene a demostrarnos que sí funciona, ya que curiosamente el Gobierno de México terminó recaudando más con estas nuevas medidas.

3. Reforma a la ley agraria 

Con la nueva reforma era posible que campesinos pudieran vender sus tierras. Ya que la Reforma agraría "permitía" que el estado le diera tierras a quien las solicitara (y éstas seguían siendo parte del estado). En otras palabras, los "propietarios" podían trabajar y usar la tierra, pero ésta le pertenecía a todos los méxicanos, o sea, le pertenenecía al Gobierno. El que un campesino pudiera vender su tierra era una gran ventaja, ya que ahora y de manera definitiva poseían la propiedad.

4. Privatizó el 90% de las empresas del estado.

Imagen eliminada.

Sí, seguramente conocias este dato. Parte de la mal llamada política "Neo-liberal". Hay que hacer un pequeño parentesis aquí, las empresas públicas no sirven al pueblo, sino que sirven a los políticos, ya que una empresa pública se puede dar el lujo de tener pérdidas (PEMEX, o CFE por ejemplo) y aún así, seguir funcionando. Y no solo siguen funcionando como si nada, sino que se mantienen a base de los impuestos de los contribuyentes.

En cambio las empresas privadas no cuestan a nadie, mas que a quienes quieran hacer uso de ellas. Y si una empresa privada no satifasce al consumidor y tiene pérdidas, éstas no tienen otra opción más que cerrar. Cuando Salinas privatizo el 90% de las empresas del Estado, el gobierno (y sobre todo los contribuyentes)  se ahorró muchísimas pérdidas, y permitió que las empresas (ahora privadas) crecieran y prestaran mejores servicios al pueblo. 

5. Tuvo una administración austera.

Durante el gobierno de Salinas se buscó la disminución del gasto público. Se restringió el gasto público en cuestiones sociales como salud, vivienda, educación, etc. A simple vista parece algo malo, pero en realidad se buscaba eliminar el déficit que había en ese entonces. Ya que un gobierno austero no se caracteriza por la austeridad en que viven los políticos (véase Pepe Mujica). Sino por el gasto público del mismo, y sí, para eliminar el déficit es necesario hacer recortes. Sobre todo hacer recortes en las cuestiones sociales, ya que no hay nada más anti-social que ofrecer "ayuda" mientras se te cobra de los impuestos.

Coda:

Siempre es más fácil tener una visión sesgada de blanco y negro cuando el mundo y sobre todo en la política es algo mucho más complejo. Durante 1988, Salinas fue uno de los políticos más carismáticos y queridos. ¿Por qué hoy en día se le odia? Porque siempre se necesitan villanos. Andrés Manuel López Obrador se ha encargado de difamar y calumniar políticos mexicanos que sin duda, no lo merecen.

De alguna manera se logró poner a Carlos Salinas de Gortari como uno de los peores presidentes que México ha tenido la desdicha de poseer. Es muy fácil rasgarse las vestiduras y predicar que la pobreza, la criminalidad, o cualquier otro mal, no es culpa de los mexicanos, sino de "alguien" más. De hecho se ha estigmatizado la imagen del malvado villano Salinas, que se cree (de manera muy ingenua) que mató a Colosio, y ha estado detrás de cada uno de los gobernantes después de su sexenio (como si en México se viviera una dictadura). En resumen, si te va mal no te preocupes, siempre habrá alguien a quien echarle la culpa.

Referencias:

http://www.economia.com.mx/carlos_salinas_de_gortari.htm

http://www.sexenio.com.mx/articulo.php?id=3590

http://www.memoriapoliticademexico.org/Efemerides/1/06011992.html

https://www.youtube.com/watch?v=BZGBhO6snLg

https://www.youtube.com/watch?v=Fic1XBYx_Kc

 

Imagen de
04/02/2015 0 visitas

¿Qué te pareció?