Los pueblos "mágicos" más feos de México

Publicidad

Los llamados "pueblos mágicos" creados durante el sexenio de Felipe Calderón, constituyeron y aún siguen representando una apuesta por dinamizar y modernizar la oferta turística mexicana y así mantener al país entre las diez naciones más visitadas del mundo. Sin embargo, diversos factores han hecho que no sólo estas atracciones turísticas no se consoliden y crezcan en general, sino que también la violencia interna en México ha hecho que declinen.

 

Más allá de sus objetivos de política turística, bajo los cuales no toda población podría convertirse en "mágica", las muy jugosas  condiciones económicas en materia de recursos federales en efectivo, infraestructura, pavimentación, mejora urbana, entre otras, han hecho de este título un botín político que es buscado por presidentes municipales y gobernadores a pesar de que las condiciones materiales, económicas y turísticas de sus respectivas localidades sean poco o nada aptas para dicha designación, con la consecuente devaluación del término de pueblo mágico"; en esta ocasión te traemos seis ejemplos de pueblos que son muy terrenales, y más bien infernales que mágicos.

Publicidad

1. Cosalá, Sinaloa

Cosalá, Sinaloa
Su desempeño según el Índice de Desempeño Turístico (IDT) creado por el Centro de Estudios Superiores en Turismo (Cestur) y la Secretaría de Turismo, este pueblo tiene una baja competitividad asociada a falta de proyectos innovadores para atender las distintas aspiraciones de los turistas en relación a las nuevas experiencias. Esta población es la quinta más violenta en todo el país, gracias al narcotráfico.

2. Cuetzalan, Puebla

Cuetzalan, Puebla
Enclavada en los preciosos paisajes boscosos de la sierra norte poblana, este "pueblo mágico" no sólo no cumple con la cercanía a grandes puntos turísticos que realmente se requiere para esta denominación, sino que los beneficios turísticos no se han reflejado en una mejora en el nivel de vida de la mayor parte de la población, y sí en un enriquecimiento de sus corruptos ediles.

3. Malinalco, Edomex

Malinalco, Edomex
Las atracciones de este pueblo son su arquitectura colonial y su cercanía a algunos santuarios de la mariposa monarca dentro de suelo mexiquense, pero su denominación de "mágico" no ha salvado a los pobladores jóvenes de buscarse la vida en el resto del país y en los Estados Unidos.

4. Mier, Tamaulipas

 Mier, Tamaulipas
En pocos lugares ha golpeado tanto el narcotráfico y sus actividades opresoras como aquí. Es la segunda población más violenta de México, y en 2010 de convirtió en un pueblo fantasma, y sus pobladores se refugiaron en el vecino municipio de Miguel Alemán. En 2010 tuvo 93 muertos por crimen organizado, y hasta septiembre de 2011 sumaban otros 96.

5. Santa Clara del Cobre, Michoacán

Santa Clara del Cobre, Michoacán
Este municipio tiene algunas de las tasas más altas de emigración ilegal hacia Estados Unidos en todo el país, pese a su relativa cercanía con la capital del estado, Morelia; su artesanía típica de cobre ha sufrido los embates de las imitaciones chinas; su alta focalización de atractivos no le permite un crecimiento mayor basado en la diversificación de su oferta turística.

6. Tlalpujahua, Michoacán

Tlalpujahua, Michoacán
Posee una oferta escasa de servicios de consumo, así como poca derrama de beneficios de parte del turismo. Como en el caso de todo su estado, la inseguridad ha ahuyentado fuertemente a los visitantes.
Publicidad

¿Qué te pareció?