Razones por las que la Constitución de México es una porquería

Publicidad

Nuestra Constitución Política, nacida en 1917, es probablemente el cuerpo jurídico más modificado del mundo, pues está llena de correcciones, reformas, cambios, enmiendas, entre otros procedimientos de cambio de acuerdo con el desproyecto nacional que han compartido tanto nuestra clase política como los grupos fácticos de poder, especialmente los grandes grupos empresariales (nacionales y extranjeros) y la Iglesia católica.

 

Amén del hecho de que la Constitución, como casi todos los cuerpos jurídicos de nuestro país, son en la práctica "letra muerta", nuestra Carta Magna contiene numerosas fallas, entre las cuales podemos destacar la ausencia de un proyecto nacional bien definido, los privilegios a grandes grupos de medios privados, la indefensión del trabajador, la ausencia de provisiones sociales para los grupos más desprotegidos, su permisividad y subordinación "de facto" frente a leyes de menor rango, la falta de herramientas reales que permitan al pueblo ejercer realmente su soberanía, así como falta de garantes reales a derechos básicos como la libertad de expresión, a la educación, a la vida y al trabajo.

Publicidad

1. 1. - Falta de un proyecto nacional incluyente

1. - Falta de un proyecto nacional incluyente
Dicha carencia se observa en que, mientras la constitución estadounidense tiene sólo una decena de enmiendas naturales debido al paso del tiempo, la actualmente vigente y correspondiente a nuestro país tiene cientos de modificaciones, además de ser ya nuestra tercera Carta Magna (después de las de 1824 y 1857). Tanto entre los individuos como entre las naciones, el errar sin rumbo no conduce a ningún lugar, excepto al fracaso; se puede tener un camino más o menos bueno, pero si hay un rumbo sin duda existirá un destino, y ello es precisamente de lo que carece el México de hoy. La Constitución debe señalar qué es lo que pretende lograr a través del poder de sus leyes para las vidas diarias de los mexicanos, cómo lo logrará y cómo defenderá dichas disposiciones.

2. 2. - Privilegios a grandes grupos privado de medios

2. - Privilegios a grandes grupos privado de medios
Ello fue resultado de la reforma a medios de telecomunicaciones, particularmente a aquellos de televisión (el medio más visto por la gente en México), y que derivó en la "Ley Televisa", la cual regaló a esta empresa y a Tv Azteca un bien público como es el espectro digital de frecuencia, expulsando así a la televisión pública de buena parte del espacio de transmiciones televisivas a nivel nacional, y entrando en pelno conflicto con la Constitución, pues según ésta "en los Estados Unidos Mexicanos están prohibidos los monopolios".

3. 3. - Falta de herramientas reales para que el pueblo ejerza la soberanía

3. - Falta de herramientas reales para que el pueblo ejerza la soberanía
Nuestra Constitución señala que la soberanía del país radica esencial y originalmente en el pubelo, sin embargo, no señala de qué forma puede el mismo hacer valer dicho derecho fundamental para un buen gobierno: ¿Cómo puede depedir de inmediato a legisladores que sólo se dedican a dormir en las Cámaras? ¿Qué puede hacer para enjuiciar políticamente, encarcelar o ejecutar a un presidente mentiroso que usa recursos públicos para comprarse su "casa blanca"? ¿Cómo puede quitar una institución nefasta como el fuero político y castigar por traición a la patria a quien lo merezca? ¿Cómo hacer que el pueblo disponga directamente de las fiscalías de la PGR y la PGJ y la Suprema Corte de Justicia de la nación para encarcelar a un ex-gobernador ladrón y asesino? Se tendría que construir algún mecanismo en el que la violencia organizada del Estado (policía y fuerzas armadas) queden a órdenes directas de ciudadanos ejemplares totalmente ajenos a los partidos políticos y la administración pública, por ejemplo.

4. 4. - Falta de garantes reales a derechos básicos

4. - Falta de garantes reales a derechos básicos
Este es un punto en donde se nota que nuestro rezago socioeconómico es muy grande con respecto a las disposiciones constitucionales. Se supone que lso mexicanos tenemos derecho al trabajo bien remunerado con prestaciones sociales, pero el 70% de la fuerza laboral ocupada está en la informalidad, y el 80% gana 5 salarios mínimos o menos; la Carta Magna mexicanas señala que hay libertad de expresión y de prensa, pero tanto presidentes como gobernadores y ediles persiguen y asesinan a periodistas, activistas o luchadores sociales como si fueran animales que están cazando, no hay que olvidar que México está entre los cuatro países de América con mayor riesgo al periodismo (junto a Guatemala, Honduras y El Salvador); la educación, pese a ser gratuita o barata, y a pesar de tener avances en los últimos años, todavía excluye fácilmente a la mayoría de la población de tener estudios superiores pro razones económicas. Mientras no hagamos de la redistribución del ingreso, la equidad socioeconómica y el crecimiento económico políticas públicas prioritarias, estos derechos básicos no pasaran de ser letra muerta en los hechos.

5. 5. - Permisividad y subordinación "de facto" frente a leyes de menor rango

5. - Permisividad y subordinación "de facto" frente a leyes de menor rango
Esto es parte d ela tradic ión de informalidad y desdén hacia las instutuciones por parte de todos nuestros gobernantes desde que nacimos a la vida independiente, siempre y cuando dicha violación a la máxima ley del país les convenga; de ahí surgió la ya mencionada "Ley Televisa", así como la Reforma Laboral, basada en una falsa idea del crecimiento demográfico mexicano, y que destruyó por completo las últimas conquistas laborales mexicanas que quedaban, en otra flagrante violación a los principios de justicia social y derechos de lso trabajadores contemplados en la Constitución.

6. 6. - Ausencia de provisiones sociales para los grupos más desprotegidos

6. - Ausencia de provisiones sociales para los grupos más desprotegidos
La Constitución menciona que to dos los mexicanos deben contar con un nivel de bienestar mínimo a travéss del trabajo, la educación y6 las instituciones de salud, de pensiones y en general de asistencia social, pero no señala cómo se podrán mantener dichos niveles mínimos de bienestar, ni apunta a políticas económicas y públicas para que dichas condiciones sean alcanzadas de manera satisfactoria y consistente, ni apunta a las sanciones para los gobernantes que no puedan cumplirlas.
Publicidad

¿Qué te pareció?