Razones por las que los hombres son los mejores chefs del mundo

Publicidad

Pese a que el cocinar es una actividad doméstica imprescindible para nuestra vida diaria que, al menos en México y en muchos otros países del mundo, es realizada generalmente por mujeres, irónicamente como un arte elevado y de manera profesional la batuta la llevan los hombres en su inmensa mayoría, pues casi todos los chefs más destacados a nivel internacional no sólo son hombres, sino que además prácticamente todos ellos tienen preferencias heterosexuales (a diferencia de otros artes como el diseño de modas o el estilismo).

Figuras internacionales como Gordon Ramsay Ferrán Adriá ratifican el dominio masculino en las grandes cocinas del mundo, pero, ¿Qué hace mejores a los hombres que a las mujeres cuando la cocina se torna una actividad profesional?

En este artículo te damos algunas razones por las cuales ello sucede, sin importar la cultura, raza o nacionalidad de que se trate, y está basada en el espíritu creativo, competitivo y visionaro que ha sido monopolio casi totalmente masculino en casi todas las actividades de la humanidad.

Publicidad

1. El hombre busca inventar.

El hombre busca inventar.

Crédito: News ABC.

Vean la historia d ela humanidad, y se darán cuenta que prácticamente tras toda invención social en todos los campos dle saber humano, está un hombre detrás de ellos, eso hace que la vanguardia d ela gastronomía internacional sea coto casi exclusivamente masculino.

2. El hombre está acostumbrado a ser competitivo.

El hombre está acostumbrado a ser competitivo.

Crédito: Mia Mina News.

Pese a la igualación de derechos y oportunidades educativas y laborales desde fines del siglo XIX para las mujeres, tienen aún mucha desventaja en la competencia profesional con respecto a los hombres, acostumbrados a ser proveedores y a competir violentamente entre si desde tiempos prehistóricos.

3. El hombre: Creador de cultura.

El hombre: Creador de cultura.

Crédito: Eater.

La gastronomía es parte integral e indispensable de toda cultura alrededor del mundo, y como ha pasado con otras de sus manifestaciones como la pintura, escultura y la arquitectura, ésta es producto casi totalmente masculino.

4. Ventaja educativa del hombre.

Ventaja educativa del hombre.

Pese a que en algunos países se ha equilibrado la matrícula escolar femenina con la masculina, en general en casi todo el mundo el hombre sigue asistiendo más a la escuela y a la educación superior en específico que la mujer, por lo que no es raro que existan más profesionales de la gastronomía de género masculino que del femenino y, por tanto, que haya más probabilidades de que aquellos destacan sobre éstas.

5. La gastronomía como ciencia.

La gastronomía como ciencia.

Crédito: Eater.

A pesar de su alto contenido artístico y estético, la gastronomía profesional también se ha erigido como una ciencia, y como tal requ iere de lógica, raciocinio y habilidades de resolución de problemas que por nuestra estructura cultural se fomentan y desarrollan más en los hombres que en las mujeres, dándoles mayor ventaja a aquellos en la cocina de alto nivel.

6. Espíritu aventurero del hombre.

Espíritu aventurero del hombre.

En general, la mujer es un ser protectivo que busca la preservación de su hogar, su prole y su entorno (al menos en un nivel subconsciente); el hombre en cambio es aventurero en general, y ello le ha llevado a revolucionar las formas de vivir y producir, no siendo una excepción el quehacer en la gastronomía.

7. La gastronomía como academia.

La gastronomía como academia.

Crédito: Blogs Portafolio.

Al menos en nuestros países, y en buena parte de la Tierra, la cocina hogareña es ocupación femenina, pero si algo es un área académica formal superior de conocimiento, entonces entra irremediablemente en dominios mascu linos. Desde que la comida se volvió un objeto de estudio académico, quedó sellada como una actividad primordialmente de hombres.

Publicidad

¿Qué te pareció?