Razones por las que somos geniales los que no tenemos hijos a los 30

Publicidad

En la actualidad, tener 30 años ya no es lo mismo que hace unas décadas donde eran vistos como el epítome de la madurez, la vida realizada y la familia extendida. El estilo de vida que sin duda ha mejorado ha permitido que muchos treintañeros mantengan un aspecto físico menor a 25 años, además estamos en otra época donde todo es inevitablemente caro y ello ha hecho que muchos treintañeros decepcionen a sus padres por no tener la casa de infonavit y el carro usado que ellos sí tenían a sus 25, pero ellos tuvieron una época relativamente fácil, el valor de la moneda era otro y podían darse el lujo de viajar. Eso era antes.

Ahora, la adolescencia se ha extendido, pero muchos veinteañeros aunque se sientan jóvenes se dejan llevar por las modas y las ideas de los papás y la presión de ellos hace que se vuelvan padres antes de los 30.

Publicidad

1. Salimos de viaje sin presiones

Salimos de viaje sin presiones
0
0 Votes
Podemos viajar sin la presión de buscar con quien dejar a los hijos, sin tener que modificar los viajes por la cuestión de los hijos.

2. Podemos realizarnos

Podemos realizarnos
0
0 Votes
Los padres nacieron para ser padres, aunque no sepan serlo pero tienen el instinto. Nunca van a sentir el placer de estudiar, mejorar académicamente y avanzar escalones académicos. El conocimiento da poder para rebatir pacientemente los argumentos de los padres que aseguran vivir mejor con hijos.

3. Podemos dormir y levantarnos a la hora que sea

Podemos dormir y levantarnos a la hora que sea
0
0 Votes
Exceptuando el trabajo, las veces que no lo hacemos por vacaciones o fin de semana podemos levantarnos tan tarde como podamos, envueltos en la colcha, con una recámara acogedora y sin nadie que nos despierte para exigir desayunar a las 6 am.

4. Tu vida no gira alrededor de un niño

Tu vida no gira alrededor de un niño
0
0 Votes
Cuando tienes un niño, debes decirle adiós a tu verdadera forma de ser, no puedes ser pelado e irreverente delante de él. Y tienes que volver a tener 5 años para poder jugar con él. Vida sólo hay una, y pasa muy rápido, es preferible no tener nietos que tener 60 años, voltear atrás y descubrir que tus mejores años se fueron en cuidar a un niño.