Razones por las que la tragedia del 2 de octubre no fue genocidio

Publicidad

Sí, fue un día trágico. Sí, fue un día que todos debemos de lamentar. Pero eso es distinto a seguir echando mentiras sobre ese día con fines políticos e ideológicos. La desinformación está a la orden del día con comentarios como "fue el estado", "fue el gobierno", "el ejército fue directamente a matar estudiantes", "Díaz Ordaz es el responsable directo de la matanza", etc. Una cosa es que realmente haya sido una tragedia, y otra cosa es echar culpas de manera fácil sin ninguna prueba y haciendo puras especulaciones.

Cada año, muchos "manifestantes" se aprovechan de la tragedia para salir a vandalizar, a robar comercios, a delinquir. La mejor manera de honrar a los muertos de ese día es dejarlos descansar en paz. Usarlos como justificación para tus "movimientos sociales", o peor aún, para tus vandalismos, es solo algo digno de un buitre necrófilo que se regodea con la muerte y el luto.

En esta ocasión, te presentamos el testimonio de Luis González de Alba, que a diferencia de muchos que se han hecho ricos escribiendo y opinando sobre el 68 (Monsiváis, Elenita), sí estuvo en la Plaza de las Tres Culturas el 2 de octubre de 1968 y fue preso político del gobierno de Gustavo Díaz Ordaz.

Publicidad

El ejército no fue a "matar estudiantes" sino a dispersar la manifestación

El ejército no fue a "matar estudiantes" sino a dispersar la manifestación
0
0 Votes
El ejército solo buscaba dispersar la manifestación y desalojar la plaza. Incluso, a los estudiantes les decían por dónde salir. Entonces ¿Por qué el ejército empezó a disparar?

El Batallón Olimpia, soldados disfrazados de civiles

El Batallón Olimpia, soldados disfrazados de civiles
0
0 Votes
La secretaría de la Defensa no sabía que soldados en ropa de civil estarían rodeando el edificio Chihuahua. Y los soldados de civil, el Batallón Olimpia, creían que el Ejército regular tenía conocimiento de que ellos iban a disparar, en cuanto detuvieran a los dirigentes, para ahuyentar a la multitud. El ejército se sintió agredido cuando el Batallón Olimpia comenzó a disparar, cuando en realidad se trataba de sus mismos compañeros, pero vestidos de civiles. El Ejército llegó a dispersar y se encontró con que lo baleaban, entonces el ejército disparó.
Publicidad

No hubo intención directa de matar a estudiantes

No hubo intención directa de matar a estudiantes
0
0 Votes
La matanza de Tlatelolco más que confusión, se debió a desconocimiento y a falta de comunicación del ejército. Por supuesto que fue un error grave, y por supuesto que los responsables deben pagarlo (Luis Echeverría estaba a cargo del Batallón Olimpia en ese entonces). Pero eso es distinto a pensar que hubo una orden directa del gobierno de Díaz Ordaz de matar estudiantes. Esta verdad cambia el aspecto moral del acontecimiento.

No fue un "genocidio"

No fue un "genocidio"
0
0 Votes
Algo fundamental es el que no puede hablarse de un “genocidio” y que el Ejército no fue a matar estudiantes, sino a dispersar la manifestación. En este sentido no se hablaría tampoco de una “masacre”, pues no hubo esa intención. Soldados y estudiantes fueron víctimas de una emboscada.