Se confirma lo que Hernán Cortés decía sobre el canibalismo de los aztecas

Publicidad

Frecuentemente y con virulencia, muchos intelectuales, historiadores y público general mexicano han desestimado y ninguneado la presencia tanto de grandes sacrificios como de numerosas víctimas en varias culturas indígenas mesoamericanas asentadas en lo que es hoy territorio nacional, en su lugar, culpan al fanatismo religioso y la exageración para mayor conveniencia de su propia gloria así como de justificación ante sus contemporáneos europeos de parte de los conquistadores españoles.

Sin embargo, la arqueología y los recientes hallazgo sobre las culturas prehispánicas están ofreciendo una luz que reivindica las afirmaciones de los hispanos.   Ahora le ha tocado el turno a la belicosa y muy ensalzada por los indigenistas nacionales, cultura azteca, pues a partir de una excavación en el Templo Mayor, cuyas ruinas se sitúan justo abajo y a un lado de la Catedral Metropolitana se ha descubierto una estructura cilíndrica aterradora que casa con las descripciones de los conquistadores europeos, y que plantea la necesidad de reinterpretar las costumbres bélicas y religiosas del pueblo azteca.

Publicidad

7. ¿Qué se encontró?

¿Qué se encontró?
Una estructura en forma de cilindro de 6 metros de diámetro conformada en su totalidad por los cráneos de 676 personas sacrificadas en el Templo Mayor, entre los que se encuentran no sólo hombres adultos jóvenes, sino también mujeres y hasta niños.

6. ¿Por qué causa tanto revuelo?

¿Por qué causa tanto revuelo?
Porque esta estructura confirma los relatos de los primeros conquistadores de la Triple Alianza, encabezados pro el capitán Hernán Cortés. Fue el soldado español Andrés de Tapia el primero en relatar la existencia de una torre con más de 60,000 cráneos en su estructura; a pesar de que estos cilindros de calaveras ya habían sido hallados en Chicén Itza o Tulum, éste es el primero en excavaciones de la cultura azteca, y confirma el aterrador "highlight" que vislumbraron los ibéricos en 1521.

5. ¿Para qué se utilizaban estas torres?

¿Para qué se utilizaban estas torres?
Se les conocía en náhuatl como "tzompantli", y tenía como objetivo el infundir terror en los enemigos de la gran Tenochtitlan y, en general, a lo largo de toda la Triple Alianza. También servían como recordatorio a la nobleza y el pueblo del constante tributo de sangre a los dioses y de la inexorable muerte.

4. ¿Qué conclusiones nos deja este hallazgo?

¿Qué conclusiones nos deja este hallazgo?
Primero, que el número de sacrificados ha sido bastante subestimados tanto por algunos historiadores como por los indigenistas, y segundo, que las crónicas españolas de la conquista merecen mayor crédito del que usualmente se les da como fuentes primarias de la Conquista.

3. ¿Cuántos sacrificados hubo en el Imperio Azteca?

¿Cuántos sacrificados hubo en el Imperio Azteca?
Aunado este descubrimiento a algunos estudios de ADN sobre la muy reseca sangre presente en suelos, paredes y algunos restos de utensilios empleados en sacrificios humanos dentro del propio Templo Mayor, la cifra total de asesinados, como lo dice el biólogo, escritor y antropólogo Charles C. Mann, podría haber llegado a estar entre las 200,000 y las 500,000 personas.

2. ¿Qué queda por hacer?

¿Qué queda por hacer?
El siguiente paso de los arqueólogos es investigar y excavar el centro de la torre con el objetivo de averiguar más sobre sus posibles funciones como torres, pues no se sabe si también servían como almacenes o resguardos de algún objeto, o si simplemente estaban rellenos con más cráneos.

1. Canibalismo

Canibalismo
Los relatos españoles describen el proceso del canibalismo: Al terminar de sacrificar a la víctima, ponían su cráneo en dichas estructuras cilíndricas.
Publicidad

Aporta una imagen

Select an image.

¿Qué te pareció?