Seis buenas razones por las que no hay que salir con una madre soltera.

Publicidad

Losa hogares uniparentales han crecido vertiginosamente en México, así como en el resto del mundo. En el caso nacional, alrededor de 1 de cada tres hogares corresponde al de una  madre soltera, fruto de un padre totalmente ausente, de relaciones casuales o bien de la fractura de un matrimonio tradicional en el cual el padre perdió la custodia de los vástagos o no quizo hacerse cargo de ellos en primera instancia.

 

Pero, ¿Cómo son las relaciones amorosas de estas madres que ya tienen comprometido el tiempo, su mente y sus energías con sus propios hijos, sin nadie que las auxilie en ello? En este post exploraremos seis razones por las cuales, como hombre, desearán no salir nunca, o no volver a salir, si ya lo has hecho, con una mujer con hijos, pues ellos ponen una serie de obstáculos y riesgos no sólo de tipo emocional, sino también económicos y hasta legales.

Publicidad

1. 1. - Nunca serás la prioridad de la mujer

1. - Nunca serás la prioridad de la mujer
No importa cuanto te ame, siemrpe estarás por detrás de sus hijos, especialmente si éstos aún son infantes o adolescentes jóvenes, por lo que serás relegado muchas veces debido a niños enfermos, tareas, comidas y juegos de la mujer con ellos.

2. 2. - Los niños no son de tu sangre

2. - Los niños no son de tu sangre
Eso es algo que en México y el mundo hispano pesa muchísimo para la gran mayoría d elso hombres: Jamás podrán ver a los niños de su pareja como propios, pues no llevan su sangre y, por lo tanto, les dará, en el mejor de lso casos, un trato frío y distante, y en los peores te causarán ganas de golpearlos, insultarlos o, si vives con tu pareja, correrlos de la casa en común. Muchas veces, tendrás que hacer frente a niños mimados mal educados, jóvenes groseros y delincuentes, o jovencitas precoces que querrán tener "algo" muy ilegal contigo.

3. 3. - La complejidad de la "familia muégano"

3. - La complejidad de la "familia muégano"
Si ya tienes tus propios hijos, el juntar tu familai con la propia de tu pareja puede resultar una experiencia muy desagradable: Peleas, reclamos de tus vástagos por lo cretinos y/o desagradables que son sus hermanastros, hostilidad de tus hijastros, y parcialidad evidente por ellos de tu pareja hacen de esta experiencia una forma muy segura de destruir la relación.

4. 4. - Falta de tiempo pára los dos

4. - Falta de tiempo pára los dos
Pese a que la mujer sea la única con hijos, lo más probable es que existe poco o nada de tiempo para pasarla solos, pues a las demandas d elso hijos se suman el trabajo, los compromisos familiares, los deberes de mantenimiento del hogar o las relaciones de amistad con otras personas.

5. 5. - Obligación de conocer y convivir con sus hijos

5. - Obligación de conocer y convivir con sus hijos
Para la mujer con hijos, es casi siempre indispensable que su pareja no sólo conviva con sus hijos, sino que se lleve bien con los mismos; ello para dar su consentimiento a una relación formal, o ioncluso para saber si da el paso matrimonial contigo; si te caen bien sus hijos, excelente, pero si odias la personalidad y modo de ser de los mismos, es mucho mejor retirarte e ir tras una mujer si estos graves inconvenientes.

6. 6. - Un gasto extra para los niños de otro

6. - Un gasto extra para los niños de otro
Esto tiene que ver con la importancia de las relaciones de consanguineidad de los menores con relación al hombre enb los países iberoamericanos. Si planeas casarte o vivir jnto a esa mujer con hijos, tendrás que tragarte tu orugullo y hacerte a la idea de que inevitablemente los hijos de otro se beneficiarán de tu trabajo e ingresos de un modo u otro, sin que exista un pago retributorio para ti, pues usualmente la mujer lo verá como "tu obligación" colaborar con la manutención de todo el nuevo núcleo familiar, y no sólo el tuyo propio y el de tu pareja.
Publicidad

¿Qué te pareció?