Tipos de mexicanos perdedores que se emocionan con el Chicharito

Publicidad

Es ya un hecho que David Moyes, técnico del Westham United de la Liga Premier inglesa hará a un lado, como ya lo hizo mientras dirigía al Manchester United, al Chichatronco Hernández. Alabado por muchos, especialmente por fanáticos del Guadalajara, como el máximo anotador en la historia de la Selección Nacional Mexicana de fútbol con más de 50 anotaciones en total dentro de todas sus convocatorias (sin decir que de ellas, 26 han sido en partidos moleros ante selecciones peores que lobos BUAP), estos acéfalos fans de un vil y vulgar tronquito y liderzucho de quinta (como bien lo calificó alguna vez el periodista depostivo y analista Carlos Albert) dan muchas señales de poco o ningún análisis serio sobre lo que han sido los constantes fracasos y limitaciones de esta vedette nacional, la cual jamás pudo consolidarse en grandes equipos como el Real Madrid (que aunque lo compró por 3 millones de euros no le importó venderlo media temporada después), y a que se hace correr por motivos personales y de indisciplina en el vestidor en equipos medianos como el Bayern Leverkussen.

En este artículo describimos la clase de inadaptados, nacos y/o perdedores que, fuera de toda proporción, idolizan al Chichatronquito.

Publicidad

1. Cualquier fan de las Chivas

Cualquier fan de las Chivas
Obviamente, y no sin razón, pues sin temor a equivocarme ha sido el futbolista más relevante a nivel internacional jamás producido por dicha institución; el hecho de que haya pasado por el Manchester United y el Real Madrid, aunque jamás fue indiscutible ni se quedó al menos una larga temporada en dichos equipos, hace que cualquier fan de las chicas se orgasmeé con el Chichatronco; también es, muy probablemente, el futbolista nacional más mediático y con mayor poder de marketing de toda la historia de nuestro fútbol; con todo y la categoría de crack que él sí consiguió y su altanería, Hugo Sánchez no tenía ni el 10% del marketing del Chichatronco; tampoco Cuauhtémoc Blanco tenía la misma difusión mediática, en parte debido a que su paso por Europa fue muy breve.

2. Los ultranacionalistas de pueblo

Los ultranacionalistas de pueblo
En esta categoría está prácticamente cualquier aficionado a las Chicas, pues suelen ser de las clases populares nacionales y verse físicamente acorde. Para ellos, cualquier cosa hecha en el país u originaria del mismo, sólo por el hecho de serlo, es superior a todo lo demás. Claro, auqnue algo sea genuinamente mexicano, ello también debe de ajustarse a criterios nacionalistas bastante chairos, y el Chichatronco los cumple: Se formó en Guadalajara, nació en una ciudad y estadoi icónicos de lo mexicano, y de pilón, su padre y su abuelo también militaron en el equipo de sus amores; tiene un aspecto bastante nacional, y durante gran parte de su carrera dió una fachada de hombre de familia asociado con los valores mexicanos familiares.

3. Los nacos

Los nacos
Bueno, sobre todo los que le van a las Chicas, porque el resto le van al América, Pumas o Frustrazul (y los que sobran a los demás equipos); no ven que sólo mete goles a equipos de medio pelo o a selecciones tan jodidas que son peores que el Zacatepec; tampoco es un comprometido con la selección a cabalidad y con profesionalismo (ha abandonado concentraciones muchas veces pro razones personales, como Rafa Márquez), ni es en absoluto un futbolista completo, pues cuando un técnico le pide generación de juego, sacrificio en la cancha o movilidad, el Chichatronco hace honor a su nombre.

4. Cualquier socio de Omnilife

Cualquier socio de Omnilife
De que Omnilife es un buen multinivel, no cabe duda: Los productos son buenos, el plan de compensaciones muy atractivo en lo monetaqrio, y lso viajes que puedes ganarte te pueden llevar hasta el rincón más remoto y paradisiaco de la Tierra, el problema es que hace a los socios zombie fans de Jorge Vergara, sus tonmterias, naqueces, estupideces y corrientadas, tanto de las que hace en su vida pública y empresarial como las que realiza de manera muy frecuente con las Chicas, ya sea personalmente o a través de su igual de naco y corriente gato, José Luis Higuera. Si les lamen las patas a Vergara, es casi 100% seguro que se las besen al Chichatronco, pues Vergara siempre ha gritado a los 4 vientos que el Chichatronquito es su máximo producto de exportación futbolística de todos los tiempos.

5. Cualquier Vergarabeliever

Cualquier Vergarabeliever
Hay muchos seguidores de este empresario y dueño de las Chicas y, como no debe de sorprender, la mayoría lo sigue como fruto de su contacto con él al ser miembros activos de su multinivel. De él básicamente dicen que es un visionario, un dios y un hombre de gran calidad humana, pero públicamente y "casualmente" ha demostrado ser sólo un naco, un pelado, un ignorante, un prepotente, un mamón y un tipo que se moja la entrepierna pro trener protagonismo públiuco y reflectores sobre él todo el tiempo; este tipo es el verdadero Trump mexicano, no AMLO; de hecho, me extraña que no se haya postulado al día de hoy para la presidencia del país.

6. Los barra bravas del Chichatronco

Los barra bravas del Chichatronco
Cualquiera que ha comprado sus playeras, desde la que usaba en Guadalajara hasta la última del West Ham, que creen que debe ser titular indiscutible en la Selección Nacional, aunque no ha jugado en 6 meses, y que lo creen el mejor delantero mexicano de la historia, no sólo lo van a apoyar a muerte, sino que además tienen serios problemas mentales de percepción así como un muy pobre análisis y entendimiento del fútbol.
Publicidad

¿Qué te pareció?