Tú has comido estas asquerosidades mexicanas

Publicidad

La tradición culinaria de México es sin duda un tesoro para el mundo y para toda la humanidad, tanto que fue nombrada en noviembre del año 2010 como Patrimonio Inmaterial de la Humanidad por la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO).

Aunque todos estamos acostumbrados a nuestras raíces gastronómicas prehispánicas basadas en el maíz, el chile, el frijol, tomate y diversas aves, insectos y otros condimentos, lo cierto es que las condiciones de nuestro país hacen que tengamos una riqueza infinita en las combinaciones posibles de sabores.

Así pues, además de los tradicionales chiles en nogada, la cochinita pibil, el pozole, el menudo, los tamales, también nos gustan aquellos platillos que coquetean con el asco.

Fritos, pringosos, sangrosos, bañados en salsa o de dudosa procedencia nos atraen. Se pueden encontrar en el puestito de la esquina, en el carrito dentro del parque y hasta en los restaurantes de altísima calidad

Son el lado oscuro de la cocina mexicana que solo un estómago experto y azteca sería capaz de soportar; turistas y extranjeros abstenerse por su seguridad.

Publicidad

1. Chapulines, charales, escamoles, gusanos y demás insectos de la naturaleza

Chapulines, charales, escamoles, gusanos y demás insectos de la naturaleza
Como dice el viejo refrán: todo lo que nada, corre o vuela va a la cazuela. Así pues los insectos como constituyentes de los primeros escalones en la cadena alimenticia, también lo son de la botana callejera. Estas delicias se acompañan con limón, sal y chilito en polvo o bien dentro de un buen taco.

2. Chicharrón

Chicharrón
Otra extravagancia que nos encanta: la piel del cerdo frita en aceite hirviendo. Además, a diferencia de otros países, nosotros no tenemos problema en sumergir el chicharrón en salsa roja y verde. Otra delicia es ‘el prensado’, resultado de prensar los pedacitos de carne que caen al freír el chicharrón.

3. Carne de caballo

Carne de caballo
La rica botana de los chitos es carne de trozo burro o caballo que venden en Chapultepec; son amadas por los chilangos y según afirman no son letales.

4. El cochambre o 'cochinada'

El cochambre o 'cochinada'
Así es, en algunos lugares de la bella Ciudad de México el taquero raspa el comal con su espátula y te sirve sobre tu taquito la esencia de más de 100 tacos juntos. Bueno para el hambre, malo para tus arterias

5. Guacamayas y guajolotas

Guacamayas y guajolotas
De defeños y leoneses. Del mismo modo que casi cualquier cosa puede ponerse en un taco, la misma regla aplica para los bolillos: los defeños aman poner un tamal en medio de un pan y los guanajuatenses colocan chicharrón, cueritos y salsa de tomate en su deliciosidad. Provecho.

6. Mole

Mole
El rey de reyes de las exquisiteces culinarias de México. Una salsa picante de chocolate que confunde y perturba al extranjero que lo prueba por primera vez. El mole es la muestra de que el gusto adquirido es exótico y barroco en México: es platillo principal en cualquier comida, sobre todo en las fiestas.

7. Moronga

Moronga
Aparece en la lista por su sola presencia. Es básicamente sangre de cerdo coagulada, a veces con cebollita y cilantro. A veces se le pone arroz para reducir su sabor.

8. Patitas y manitas

Patitas y manitas
Del marrano hasta las patitas se aprovechan, pero ¿no es en verdad raro chuparle las pezuñitas a un animal hasta dejarlo en los huesos? Eso sí, siempre vienen con sus pelitos que no se pueden rasurar. Se recomiendan con limón, sal, salsa de botella y también de tomate picado. Acompáñese con una pecsi.

9. Visceras y menudencias

Visceras y menudencias
Tripa / Ojo / Seso / Nana / Buche / Nenepil: En nuestro México adorado nada se desperdicia por lo que cada parte de la vaca y de la marranita se puede poner dentro de un taco, con su cebolla y cilantrito, se acompaña con salsita y pa’dentro. Los taquitos más extravangantes son de nana (útero de la cerda), buche (estómago), bofe (pulmón), cachete, lengua, tripas y ojo. ¡Que rico!
Publicidad
Imagen de
16/03/2017 0 visitas

¿Qué te pareció?