Vuelven los dinosaurios

Publicidad

El caimán macho yace en la arena bajo los robles unos días antes, unos días había sido revolcado para sacarlo de un turbio lago del centro de la Florida, Estados Unidos, los investigadores le dieron de inmediato el nombre de gigantón, pues es del tamaño de un sofá cama, con unas crestas grasa entorno a la cabeza, como dos cojines de adorno, habría medido cuatro metros de largo sin un rival no le hubiera arrancado los ultimo treinta centímetros de la cola. Cuatro personas sentadas sobre su lomo, porque los caimanes excitados hacen algo más que azotar: pueden, por ejemplo latiguear como bandas de hule enrolladas; sin embargo, con el hocico atado con una cuerda y una toalla sobre los ojos, gigantón se muestra dócil, tan móvil como una maleta se comporta como un caimán tumbado al sol, antes de que como un caimán sometido al experimento de un científico.

Publicidad

1. Fuerza bruta

Fuerza bruta
0
0 Votes

Mediante este método los caimanes adultos grandes pueden cerrar las quijadas con una fuerza de alrededor de 1,350 kilogramos, la mordida más fuerte conocida entre las criaturas vivas.


2. Desenterrar huesos

Desenterrar huesos
0
0 Votes

Sigue siendo fundamental, pero un número cada vez mayor de paleontólogos está viendo más allá de los huesos.


3. Asuntos del corazón

Asuntos del corazón
0
0 Votes

Un esqueleto de Argentinosaurus ostenta sus 90 millones de años de edad y 39 metros de longitud a través del Museo Fernbank de Atlanta, Estados Unidos. Para poder levantar su cabeza es dudosa ya que necesitaba bombear sangre a esa altura, su corazón debió ser de casi seis toneladas de músculo y paredes de más de 50 centímetros de espesor. 


4. Godzila reconstruido

Godzila reconstruido
0
0 Votes

El allosaurus, nacido para matar, parece ahora más amenazador que nunca. Las investigaciones recientes han llevado a la modificación del hocico y de las ideas sobre cómo pudo hacer utilizado el cráneo y los dientes como armas letales.


¿Qué te pareció?